lunes, 17 de marzo de 2014

Desglosando la final: Cuartetos.

Sorprendidos nos quedamos con el fallo del Jurado. Pasaron tres agrupaciones de esta modalidad cuando en realidad se la merecían solo dos que había hecho unos pases de categoría.

Se vuelve a abrir este particular gimnasio con personajes peculiares: Los Pepegim, el cuarteto de los niños se vuelve a llevar la gloria en una final de infarto en cuanto a la modalidad. Lo que no me convence es que repiten parodias y tema libre. Pero bueno, a saber porqué el Jurado les ha dado el primero premio. Al parecer El Dobla ya no es jorobado en el mundo al revés del cotilla que limpia. Lo único que importa es que Rajoy ha hecho una chirigota y se ha colado en la final del Falla. Como la Teo, que como es una envidiosa ella quiere salir en un cuarteto. Nos enteramos que la Teo está encantada en el gimnasio porque trabaja su hija, que no es ni más ni menos que Carmen la Nerviosa. Llaman a la Teo por teléfono, que es su marido “eso es imposible ese hombre no existe”. Llega Paco el Capataz para seguir liándola, esa vez a un lado de las bambalinas tiene a los que cargan el Cristo, y en en el otro lao a los que cargan a la Virgen. La Teo dice que se va porque ya ha echo mucho deporte, pero antes van a cantar los cuplés. El primero de ellos para esos famosos que se apuntan a esos programas de televisión a imitar a otros famosos. Dicen que Falete imitó a Mario Vaquerizo, pero que cuando le tocó el turno a la Infanta imitó a la Duquesa de Alba “yo no sé nada, yo no sé nada”. En el segundo nos aseguran que se han comprado un perro potencialmente peligroso, pero que cuando van a comprarle un seguro, también se lo compran a la suegra. Se han dado cuenta que es más peligrosa que el propio perro. En su estribillo aseguran que se apuntan en el gimnasio el 1 de Enero “y en Febrero ya no voy”. Y llegamos al tema libre. Aparece Linda, la cita con el Dobla de Cuartos ha debido ir estupendamente, puesto que dicen que se van a casar. Paco el Capataz le dice que ella no es guapa ni con el capirote. Tremenda maldá. Ven como les están robando “claro, por cojones Los Ladrones en la final”. ¿Lo dirán por Juan Carlos no?. Y llega lo que todo el mundo está esperando: la última clase de zumba de Carmen la Nerviosa. Esta vez dice que nos vamos a ir levantando de otra forma diferente. Al ser el día de Andalucía, cantan el himno y así aprovechan para encender las luces y levantar al público. ¡Comienza el show!. Dice que pongamos la posición del dedo con el Donut y después la forma de la Cleopatra. El público está entregado ¡si es que estamos en la final, señores”. Asegura Carmen que su novio Pepe Trola la ha dejado porque se ha liado con Kike Remolino. Que sale a bailar poseído por el ritmo de Carmen la Nerviosa. Y estas son las cosas de Carmen la Nerviosa que bien valen un primer premio. Al final el Popo le dice algo a Carmen la Nerviosa. No veas que la se ha formado.

Vuelve Morera tras un año de ausencias. Ya lo echábamos de menos. Sorprendidos nos quedamos con su segundo premio. Eran de primero. Como ya decimos no solo hay que contar su pase en la final. Sino toda la trayectoria durante todo el concurso. Clínica privada: Sana sana culito de rana es su apuesta este año con esos personajes tan peculiares y locos que son Juan el Almendro y Paco el Cachetá. Comienza la parodia con ambos dos soñando. Cada uno con su locura particular. Paco sueña con la moto y Juan con el cocodrilo sacamuelas. Se han quedado dormidos durante la guardia de 24 horas que les ha tocado. Rodolfo les despierta y Juan el Almendro se piensa que ya han llegado los Reyes. En cambio Paco sueña que India Martinez aún no se ha ido de su lado. Paco, que lleva todo el concurso diciendo que se va a dar una patá en el pecho, Juan le dice que no tiene cojones. Y no los tiene. Entra una urgencia: un torero que se está desangrando. Y comienza el espectáculo. Juan dice que se parece a una enorme bola de Navidad o a un Ferrero Roché de mil euros. Suponemos que por lo gordo que está. Al final llega a la conclusión de que son gases. Paco no lo tiene an claro: “es un torero”. Juan el Almendro se sienta en su rodilla, esa que tiene un agujero en la rodilla de la corná y le pide que le quite de la carta de los reyes el cocodrilo sacamuelas y el quien es quien. Al final le sacan pañuelos a grito de “torero, torero”. Cuando le van a tomar el pulso, lo hacen ellos literalmente. Se ponen a echar un pulso en el que Paco le está haciendo trampas a Juan. El torero es Finito de Jerez y ha salido por la puerta grande “claro porque por la chica no sale”. Cuenta Finito como le pilló el toro, dice que éste vino por la derecha “porque tu no sabes que siempre el toro tiene preferencia”. El Gusanillo que es su ayudante no para de decirle “maestro” y Juan se cabrea tanto que le dice “pues haber aprobado tú”. Tanto peloteo no es normal. Dicen Finito de Jerez que se va a cortar la coleta ¡y es calvo! Y que lo que quiere es cumplir su sueño de ir a las ventas “tu muriéndote y sólo pensando en comer”. De repente entra en la clínica el toro que ha embestido a Finito con unas flores, viene a pedirle perdón. Juan, dentro de su locura no ve que lo raro es que un toro entre en la clínica con un ramo de flores, a él lo que le preocupa es que alguien a fumando en la clínica porque ve un cenicero. Este es el mejor de los golpes de la parodia. Al final deciden que hay que operar al torero, pero antes tienen que cantar los cuplés. En la primera letra hablan de que van muchos famosos a la clínica para que los curen. Dicen que el Lunes pasado se pasó por allí la Teo con muy mala cara. Que tenía unas paperas horrorosas. Que cuando se quitó la ropa “es el que tiene ahora la depresión”. Segundo para la cadera del Rey. Que son ellos los que le han operado. Dicen que le han tenido que poner una placa en la cadera con su nombre grabado y que cuando el Rey se fue a cazar “los leones le dieron un bocao que los dejó mellaos”. Estribillo muy coreado, dicen que ellos ponen puntos a todos lo que pasen por su consulta. Pero ¡cuidado! Que si la que viene a la consulta por un chequeo es Pilar Rubio son los primero que se “apuntan se apuntan”. El tema libre ya lo habíamos escuchado en Cuartos de Final. Y fue una cosa sublime. Aún así hay golpes nuevos que nos sacan una sonrisa. Viene de urgencia a la consulta el Rey Don Juan Carlos. Se sienta Juan encima del Rey para pedirle con su carta de reyes en la mano. Al final al Rey le da un chungo y Juan dice que le da igual “porque aún queda Papa Noel”. La prensa espera fuera y es Juan el Almendro el que va a hacer de Rey para que no sospechen. “India te echo de menos vuelve como en Semifinales”. Sale Juan haciendo de Rey “españoles feliz navidad e irse de cotillón”, ese “es mi mensaje”. Vueleven las infidelidad con Corina y Sofía. Y luego una pelea de Sofía con Bárbara Rey. El reportero dice que la corona se tambalea “sí señor, pues que se compre dos horquillas”. Este es el momento en el que se ponen a reír y no pueden seguir con el tema libre. Hasta el micro que le meten en la boca a Juan es producto de su mala leche. Se van diciendo que los busquemos en la calle porque seguro que nos encontrarán en alguna esquina. Es una bendita enfermedad esta del carnaval. Y tanto que lo es. Siempre haciéndonos reír aunque este no haya sido su mejor. Deberían haber ganado por la trayectoria. Paco ¿a cuanto me dejas la moto?.

El tercer puesto en modalidad lo consiguen Los que siempre se pasan de tiempo, el cuarteto de Puliestán. Durante tres episodios nos han contado la historia de “Regreso al futuro”, donde nos han liado del pasado al futuro en busca de la Teo. Pues bien, nos hemos quedado en que la Teo siempre está resguarda por Miguel Ángel Fuertes, que se la lleva porque siempre la está defendiendo. A Doc se le ocurre una genial ideal, dejar a la Teo en el futuro porque ya gobernará su hermana gemela la buena de Matilde. Ahora lo que hay que conseguir es seducir a la madre de la Teo. Intento fallido porque aparece el padre de las niñas, que siempre la madre las confunde y la que trae es a la Teo. Así que la que está perdida es Matilde. Un jaleo de cuidado. Al final con trapicheos consiguen llevarse a la Teo hacia el futuro. A ese Cádiz perfecto. Ponen hasta la cara. Doc dice que está muy chalao “que cuando tengo falta de hierro lo que hago es chupar las farolas”. Yo me tomo un vaso de agua “y la pastilla al día siguiente”. En fin que no estamos en el cádiz perfecto. Así que vuelta al pasado “digo picha, otra vez”. Cameo del cotilla que limpia en el gimnasio de los Pepegim. Marty “no dejes el coche abierto que entra cualquiera”. En fin que llegamos a los cuplés. En el primero nos dicen que ellos cuando salen del trabajo ven muchos animales. Van to fumaos. Pues no es normal que estando las cosas como están “a ti te dure un trabajo”. Mejor el segundo, un poco más picante Dicen que se han comprado una televisión de esas inteligentes, que con solo la voz y el tema ya te cambian de canal. Dicen que un día su señora dijo que tenía que llamar al butano “y que lo que salió es una corrida”. El estribillo es un guiño al Peña y al Masa, pero adaptado a su parodia “guais, mais, mcfly”. Viene el tema libre que es repetido. Craso error. Lo mismo que le ha pasado al Morera ¿pasan de la nueva normativa?. Ya estamos en el pasado, donde todo comenzó hace cuatro episodios ya. Marty ha perdido a la niña. Aparece el guardia civil que dice que es comunista “lo mío es tuyo y lo tuyo es mío”. Doc dice que ni de coña que el coche lo ha pagado él. Eso sí, cambia de opinión cuando aparece la novia del guardia civil. Muy buen golpe que no esperábamos. Vuelve el cura con los chavales del primer episodio. No faltan Juan Carlos Aragón, Julio Pardo y sus anarcados y el Carli y el Subiela peleándose. Al final. ,Marty sabía que la niña perdida era la Teo y lío resuelto. Salen cuatro amigos que han ido al cine a ver estos capítulos y nos cuentan que el fondo de esta película es claro: el futuro de Cádiz no está con la Teo ¿está en nuestras manos?. THE END. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario