domingo, 9 de marzo de 2014

Desglosando la final: Chirigotas.

Durante cuatro entradas, una por modalidad, iremos desglosando lo que dio de sí la espectacular final del día 28 de Febrero. Día especial para nuestra comunidad porque fue nuestra fiesta grande. Me encantan que las finales coincidan con estos días. La hacen mucho más especial, si cabe. Empecemos por las chirigotas.

Como era de esperar, el primero de los premios se lo llevó la de Vera: Esto sí que es una chirigota. Desde preliminares estos ministros que vienen al Falla con su Congreso de los “Imputados” nos han sacado una sonrisa tras otra desde el pase de clasificatorias. Es un premio más que merecido. Recordemos que sólo tenían uno que consiguieron con Los que van por derecho, esos jueces canallas. Hasta los leones se han vestido con máscaras carnavaleras para esta final. Incluso les han puesto una mordaza verde para que no canten por si les penalizan. Es más, esto es un guiño a un episodio que sí que pasó en la realidad cuando unos integrantes de Greenpeace intentaron amordazar a los verdaderos leones del Congreso de los Diputados. Se presentan diciendo “lo que les sale del pepepino”, con la rumba del sobrecito que tan coreada va a ser en la calle. Hoy, al ser un día especial, Soraya de Santa María (del barrio) se marca un zapateao porque es muy gitana ella. Siguen asegurando que son el mejor gobierno que tiene España ahora mismo. Y tanto. Hasta los leones se pegan sus bailecito. Los pasodobles introducidos con la música de “El Padrino” es tremendo. En la primera de sus letras se unen a la fiesta gaditana. Dicen que en el Falla hay un cierto olor a Channel y mucho abrigo de piel, porque hay que dar buena imagen. Ellos dicen que pasan de los que cantan esta noche, que sólo esperan a que la televisión los enfoquen. Que aquellos buenos aficionados están en su casa con su manta o en el Falla pero habiendo pagado una entrada un poco cara. Rematan que la final del concurso es “un acto social donde predomina el postureo y la vanidad”. Esto es la final señores, donde lo que menos importa es el carnaval. Crítica a lo que ha cambiado la final del concurso a lo largo de los años. El segundo de los pasodobles es una defensa a ultranza de la fiesta nacional de los toros frente a la del cine o el teatro. Hay que financiar la sangre, dicen. Porque esos actores no les votan a ellos en las elecciones. Es en realidad una crítica para la subida del IVA y le “dan la puntilla” a la cultura en general. No da este autor una puntá sin hilo. Antes de los cuplés pasan unos camareros con canapés. Popo se atreve a decir que el que “no diga olé que se haga amiga de Rajoy”. Tremendo. Primera de las letras, con pitos peperos, por supuesto., para las operaciones de cadera del Rey Juan Carlos. Que parece terminator con tanto hierro “tú no eres de Borbón, eres de metacrilato” . Siempre va rodeado de guardaespaldas “por si llega un rumano y se lo lleva como chatarra”. Segunda letra para esa gachí que se ligaron en la erizá. Que es una fanática de carnaval. Cuando estaban en el tu ya me entiendes, llevaba una bufanda de Los Hinchapelotas y una camiseta de cuando Carli salía en Los Condenaos. Pero lo mejor fue cuando se quitó los pantalones y en las bragas ponía “I love El Brujo”. El chichi no lo tenía depilado la mujer “llevaba uno de los leones que llevamos en el decorado”. Los canapés siguen pasando como churros. El popurrí comienza con un discurso de Vera-Rajoy en este día tan especial fiesta de nuestra comunidad prometiendo que ninguno de sus ministros meterá “la mano en las eléctricas”. El montan tanto, tanto monta de la Botella con Aznar me sigue parecieron sublime. Así ya sabemos de donde se ha dejado el bigote Aznar. La canción de la Merkel se sale del bloque. Y el momento reja. Cierto es que hayan conseguido el primer premio, te estás riendo desde el minuto uno que están en el escenario. Y tanto que es el mejor gobierno que tiene España ahora mismo. Tomen ejemplo. FIN DE LA CITA.

“Aunque yo venga desde Euskadi vengo a cantarte Cádiz”, así es como se presentan estos Patxis llegados desde el País Vasco. Lo siento Patxi no tol mundo puede ser de Euskadi, y llegan para liarla parda. Dicen que están en la final y que no están en una desde tiempos de Arconada. Que ya han venido cuatro veces “más veces que la Teo”. Vienen contentos y animados estos vasquitos que sólo vienen a visitarnos en Febrero y en verano. Para el primer pasodoble tienen un detalle con nosotros, sacan una bandera que será de hilo conductor para su letra. Hablan de Andalucía, pero reivindicarnos “que nos levantemos”, y que no nos conformemos. Un tirón de orejas en toda regla. Y terminan sacando una pancartas de apoyo a Delphi y al trabajo en la Bahía. Ahora se ponen serios, y como en La Serenissíma dejan de lado el acento “para cantarnos en gaditano”. Se quitan la chapela y le cantan a esa tierra de la que han cogido la idea para la chirigota. Que si nos pensamos que vienen de San Sebastián, nunca han pisado La Concha. Homenaje en toda regla al pueblo vasco. A ese tópico que los andaluces también sufrimos. Que siempre la gente se toma por su mano la parte por el todo. Y no se lo pierdan, van a inmortalizar este momento con una foto, porque no saben cuando van a volver. Se encienden hasta las luces y ven a la Teo junto a Vicente Sánchez, que aún no se ha quedado dormido. Primero de los cuplés para el Papa Francisco, para ellos es el “Papa, Patxi”. Es tan bueno y humilde “que le hemos visto comprando el vino de misa en el Mercadona”. “¡Que humilde Patxi, Picha”. Ha modernizado tanto la Iglesia que los milagros vienen “en un 3x2”. Ellos, que son muy devotos le han pedido al cristo más grande de allí una larga vida y un buen final. Y fíjate lo que habrá entendido “que me han metido en la Final del Falla”. Segundo para su chiquillo, que le ha salido demasiado independentista. Ni viendo el interviú de Pilar Rubio. Estribillo al tipo “y de bombazos que te voy a contá”. Chimpún. Comienza la canción larga, para ellos. El popurrí con muy buenos golpes. En vez de salir el Sheriff con el Lulu cuando van en el autobús y les paran, sale Paco el Capataz, del cuarteto de los niños “porque el Lulu está perdiendo el tiempo en el gimnasio”. Hasta en el bus va Carmen la Nerviosa y empieza a liarla con los patxis que no se han visto en otra en su vida. Teto, teto, teto...no mover el autobús “que se derrama la cera”. Muy simpáticos. Una gran sorpresa este año que se lleva el segundo premio de la modalidad.

Huele a pichitos. Llega al Falla la barba-COAC de Remolinos y su grupo: Los Geordie Dann de Santa María del Mar. ¡No nos vayamos a quemar!. Esta chirigota que no iba a salir este año, al final “son el carajote”, porque se han colado en la final con un tercer puesto. Son pinches de una particular barbacoa. Presentación con golpes y bailes incluidos. Igual que ya pasó con el pasodoble al beso, esta vez le cantan en su primer pasodoble a la pasión que sintió la primera vez que hizo el amor con su mujer. Con metáforas preciosas como la luna que los miraba mientras que lo hacían. Mientras esperamos la segunda letra nos dicen que nos vayamos tomando la ensalada. Haciendo tipo. Ambientazo en el Falla, estamos en la final y eso se nota. Hacen hasta la ola, hay que tener cuidado no vayan a apagar el fuego y la liemos. En la segunda letra piden que se cambie el nombre del estadio Carranza por el de Mágico González, ese delantero “humilde y con talento” que para los gaditanos es un ídolo del fútbol. Ahora se dirigen al chiringuito para brindar y cantar el himno de Andalucía con los aficionados que están en el Falla. Menos el Remolinos que no bebe cerveza porque está a dieta. Primer cuplé para esos cigarros electrónicos. Que se han enterado de que los hay de muchos sabores. Ellos se han comprado uno con sabor a menta y que se lo fuma cuando ha terminado de hacer el amor con su mujer. Para quitarse el sabor a almeja. Suponemos. El segundo es un bastinaso. Con el telón van a recrear el anuncio ese donde sale un hombre sujetando una puerta de garaje y en donde la mujer le toca un poco las pelotas. Simpatiquísimo. Nos dicen en su estribillo que nos van a dar en esta barbacoa marisco porque “el resto del año estamos hartos de chorizo”. Totalmente de acuerdo. Una cigalita por favor. El popurrí en la línea de siempre. Con golpes de sacarte una sonrisa. Muero con la sevillana de la vegetariana. La suegra quemada en la hoguera o la parte en la que estamos en el Trofeo Carranza en la que si te descuidas, porque el espacio es tan reducido “cuando sacas la tortilla pinchan 20 tenedores”, o que si uno de ellos ligan “igual toco hasta pelo”. Al final de su repertorio sacan una pancarta para reivindicar que no se cierre la Clínica San Rafael.

Su tercer puesto es merecido también. Hay que ver la competencia ha sido dura durante todo el concurso. Ha predominado el Vera desde preliminares con un tipo con el que la gente se ha sentido identificado y buen repertorio. Luego los patxis ha sido la sorpresa de este concurso. Trayendo el país vasco a la tacita de plata. Y, aunque Kike trae este año un tipo chulo. Ha ganado el mejor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario