domingo, 2 de febrero de 2014

Vamos a atrapar Finalistas

Empieza la segunda noche de Preliminares con un ambiente mejor que el de anoche. La sesión viene cargada de dos cabezas de serie que el año pasado dieron el pelotazo.

Unos sones militares, y tras ellos, uno de los coros más esperados de este concurso: Los Dictadores de Faly Pastrana. Que cada año se supera, y este no iba a ser para menos. Como ya nos dejaron ver el año pasado con La Cañorera, sus voces siguen viniendo igual de fuertes. Y los detalles en el escenario son geniales. Pastrana siempre se mete en el papel, incluso lo que le rodea también. En este caso podemos observar que los libretos que lleva la banda son libros antiguos de carnaval. Curioso. Potencia en voces tras el minuto uno en el que salen a escena. Primer tango a ese tango antiguo “al chiquitito y marinero”. Aquí ponen la cartas encima de la mesa de una forma deliciosa para aquellos que amamos el tango. Musicalmente los dos pasodobles son preciosos. Un segundo pasodoble un tanto lioso. Pero fuerte y claro. ¿Sigue habiendo Dictadura o Democracia en las letras que se cantan? ¿Y en el Concurso?. Lo único que sabemos es que sea lo que sea el Carnaval siempre ha sobrevivido. Incluso Paco Alba fue increpado por una de sus letras. Hagan memoria. Los cuplés son muy divertidos, más bien chirigoteros. El primero para el Rey que no sabe si su hija es puta o ¿imputada?. Es la gracia de todo esto. El segundo al anuncio de la lotería de Navidad. Este mucho más bueno. Va dirigido sobre todo al maquillador de Raphael “na na na na”. El estribillo, después de hacer un alegato de intenciones dicen estos dictadores que “como salte el levante a todos los gobernantes los llevo pal matadero”. ¡¡Vaya música!!¡¡Qué deleite para los oídos!!. El popurrí lo proponemos como himno de España. Es broma. Hasta en las cuartetas finales se van con sones militares. Gran coro, si señor. Lo veremos en cuartos.

El pelotazo de la noche lo dio la chirigota de Sevilla ¡Cogerlo ahí!, con un tipo original, como ya nos trajeron hace un año con aquellos coches que se convertían en micromachines. Eran No me ralles. Este año tenemos en escena a una Dora la Exploradora, a un Doraemon, a una Hello Kitty...Unos muñequitos muy graciosos que viven en una máquina de esas como de Feria. Incluso con un mecanismo de grúa, que será como un integrante más, dando muy buenos golpes durante el repertorio. Se presentan con una muy buena puesta en escena, muy conseguida y muy original. En ella vamos a ver muy buenos golpes que no van a decaer durante todo el repertorio. No tenemos la sensación de aburrimiento. Doraemon se saca de todo de su bolsillo mágico: desde un matasuegras (que es un rifle), ahora quieren un segunda (y sacan una foto del Betis). Pero lo mejor es cuando le dicen que les busque un hueco para la final y el Doraemon (cabrón) les saca muchas entradas. En cuanto a los pasodobles tienen esa parte de risa, esa parte de denuncia que ya dejó su estela el Selu. Pero no nos sorprende siguen los pasos de Lolo Seda, de la chirigota del Lobe, que en un kit kat de la preparación del pregón con la chirigota, ha buscado un hueco para echarles un capote. El primero de los pasodobles es una crítica para esos padres que ya no juegan con sus hijos. Muy al tipo. Al parecer, los elásticos o los clips, ya no molan. Segundo pasodoble para aquellos que “ya no les papilta el corazón caminito del Falla” (¡Cogelo ahí!... Juan Carlos). Para aquellos que “antes morían por la Tacita” y que ahora cambian ese sentimiento por ganar mucho dinero. Que cobran 20 euros por una entrada para verlos cantar rematándola diciéndoles “que aquí nadie viene al Falla para salir de pobre”. Letra preciosa y reivindicativa que hace que el público se ponga en pie coreando “chirigota, chirigota”. Y no es para menos. Buena tanda de cuplés. El primero para el nombrecito en las latas de coca cola, que según el nombre te sientan de una u de otra manera. La que pone Canijo es “de cinco litros”. El segundo para la pobre de la Pantoja que menudos hijos le han salido. Mejor los golpes centrales (“eso ha tenido gancho”) que el remate final de los cuplés. Estribillo gracioso, a las ninfas que no se van con ellas, pero si el Jurado decide sacarles de esa máquina ellos salen “solos, solos”. El público ya lo tienen en el bolsillo. Y si os digo que el popurrí tiene buenos momentos ¿me creéis verdad? Si es que esta chirigota ha dado el pelotazo. Primero nos cuentan el hambre que pasan dentro de la máquina y se dirigen a la pepa pig cuyo “cuerpo pide salsa”. Luego, con música de Doraemon fantasean con un café con Shakira y un jacuzzi con Pilar Rubio. Lo mejor de todo el repertorio es descubrir que la Pepa Pig está enamorada del Pocoyó “pocoyó te amo”. Se nota que se lo están pasando pipa (que no pepa) en el escenario, y que están haciendo disfrutar al público. Y eso es lo que importa. Terminan su repertorio con sentimiento “tú ya me tenías enganchado cái mucho antes de empezar”. Maravilloso. Pase a cuartos pero de la tela del tirón.

Y se suben a las tablas el cuarteto de los niños que el año pasado la liaron parda con Al pie del cañón. Este año son los Pepegim, un gimnasio con muy poca vergüenza. Sonando Bruno Mars de primeras, tiene que estar buena la cosa.Lo peor de todo es el que está en mantenimiento, que se mete en tó y sabe de tó. Lo mejor, el Lerele, que el pobre este año lo han puesto jorobado, con arte te dice que no es “un barrillo encolao”, ni un un embarazado al revés. Es una joroba en toda regla, eso sí, el pobre mío “jamás pisa una mierda”. Al principio están un poco espesos, pero luego se meten en el papel y tienen al publico entregado. Hasta el de mantenimiento “también ta precia”. Un buen toque es cuando están entrenando todos y hablan de Urdangarín (y la Urdangarana), que vaya tela que este era yerno bueno frente al Marichalar que es el que tomaba drogas. Y salta el sabeloto “claro pero este lo pagaba de su bolsillo”. Los cuplés graciosos, con rumbita incluida. Dicen que con lo que ganaron el año pasado con el Cañón montaron este gimnasio molón. El segundo cuplé mejor que el primero, dicen que su novia le ha regalado la play y que a la pobre no la hace ni caso. Y esta se ha tatuado en su conejito los botones de la play,, para que por lo menos le haga un pelín de caso. Muy bueno. Está gracioso. Se apuntan el uno de Enero al gimnasio “y en febrero ya no voy”. Siguiendo con la parodia dicen que vaya tela con los nombres en las latas de coca cola. Y que su niño siempre sale en ella “claro cojones si se llama cola cola”. Otro momentito bueno es cuando aparece en escena Paco el Capataz. Y se lía parda. Coplilla coreada seguro en la calle. Con música de semana santa hacen una coreografía muy graciosa que hace que llore de la risa (“teto yo juego al teto...”) Hay un momento en el que está el jorobado Lerele haciendo triceps y el capataz le da sin querer (pero le da de verdad que se están riendo un buen rato en el escenario). Curioso. Le da por decir que se va a montar una comparsa que se va a llamar “Los Cangrejitos” (y tiene su porqué-por aquellos aficionados que van delante del paso haciendole fotos como chinos al paso de semana santa). Luego le da por decir que le gusta Hermano Mayor. Pero sobre todo, el anuncio del niño del palo. Ya es que no puedo seguir escribiendo de la risa. Y todo se vuelve explosivo, aparece Carmen la nerviosa que nos va a dar unas clases de zumba. Revoluciona al público al que pone en pie haciendo bailecitos como una energúmena. Como ya la liaron el año pasado en la Final Los Puretas del Caribe. Pero esta vez de una forma alocada con toquecito muy bueno para el Palco del Ayuntamiento. Y las luces vuelven a su estado normal todo el mundo se sientan y rematan esta fase preliminar con toque sentimental. Cantan a su primero del año pasado con sentimiento caletero de cuarteto antiguo. Muy de Cádiz este final. Que este año el Morera se agarre los machos que tiene competencia, porque estos niños vienen pisando fuerte.

1 comentario:

  1. Extraordinario! Se nota las ganas y el cariño que le pines, a seguir así, gora kadiz!

    ResponderEliminar