domingo, 16 de febrero de 2014

Remolino nos invita a una particular barbacoa en una noche llena de sorpresas.

No pensábamos que la última noche de preliminares antes de los cuchillos largos iba a ser tan intensa y de tan buena calidad. Empecemos porque no llegamos al Fallo del Jurado.


Arranca la noche con el coro La legión extranjera. Son ese cuerpo de élite de legionarios franceses que regresan a su tierra “por tango por carnaval”. Vienen a luchar, como todos los coros de este concurso. El primer tango el autor demuestra sus ganas de regresar al Concurso tras 18 años sin salir como autor. El “Veneno” (cantan con él cuatro generaciones de “venenos”) ha salido como componente en otros coros como el de Julio Pardo. Dicen que “Cái huele a sal”. El segundo tango es una declaración de intenciones de esa gaditana que tuvieron que dejar atrás cuando se tuvieron que alistar en este cuerpo de élite. Aquella gaditana “a la que siempre esperan”. Primero de los cuplés para la cadera del Rey, al que los médicos están tratando con mucha “Corina”. El segundo para la cantidad de coros que se han presentado este año en el Concurso. Concretamente 18. Que están sorprendidos con los tipos. Pero que el que más le gusta es de las teutonas del coro mixto Una morena y una rubia. Un poco flojos. Como su popurí que, aunque no cantan mal, decae por completo. Será que ya llega un punto que estoy cansada de ver coros bélicos. Ojo, al igual que tipos que se han referido a la muerte. Aún así pelean (lo que no sé es con qué armas) buscando un hueco para cuartos.

La primera sorpresa de la noche viene de la mano de la comparsa: Los ocho emperaores de Nono Galán. Se presentan con un tipo elegante. Representan a las ocho provincias andaluzas “soy soy del sur y del mar”, de ese mundo aparte que se llama Andalucía. Dónde el “verde y el blanco se funden en ocho banderas”. Vienen a pelear y luchar por Andalucía. Lo nuestro. Es una buena idea, fuera de los topicazos. En el primer pasodoble hacen un recorrido por todos aquellos grandes artistas que han nacido en nuestra tierra. Terminando con Mariana Cornejo. En definitiva, un homenaje a todo el arte que hay en Andalucía. Segundo para los nervios que pasan antes de subirse a las tablas del Falla. Con toque para los ausentes este año. Que pesadilla. Tanda de cuplés divertidos. El primero para el bañador de Falete en ese programa en el que se tiraba de un trampolín. Que no encontraban uno decente que disimulara su bulto. El segundo a su mujer que es muy tiquisimiqui para el champú. Y que por eso no se lava la cochina. Estribillo precioso: aquí tienes los “ocho imperios para decir y presumir que soy andaluz”. En su popurrí se lanzan a cantarle a todas las mujeres artistas que han dado algo a la tierra. Desde Lola Flores a la presidenta de la Junta de Andalucía: Susana Díaz. Tiene golpes buenos y metáforas dignas de volver a escuchar. Veremos que pasa con ellos.

Llega la cabeza de serie de la noche. La chirigota de Kike Remolino: Los Geordie Dann de Santa María, que vienen a hacernos pasar un ratito estupendo. Y lo consiguen con creces. Incógnita desvelada. Son pinches de barbacoa que asan sus filetitos en la playa de Santa María del Mar. Reyes de la barba-COAC (buenísimo), de las que sale humo. (intriga por saber cómo lo han hecho).Debe oler en el Falla estupendamente. Presentación divertida con todas las músicas de Geordie Dann, que es el rey del verano por definición. Bailes incluidos, hasta el carbón se llama Rajoy “iiiii cabrón”...digo...”carbón”. Nos advierten que no nos vayamos a quemar ellos. Esperemos que no. Antes de empezar los pasodobles nos invitan a repetir con ellos. El primero para el Patronato. Empiezan diciendo que Kike no quería salir este año, pero que luego decidió que sí a pesar de lo absurdo que le parecen las nuevas normas del mismo. “Me he tenido que comer mis palabras”, porque dicen que “no tiene precio este ratito que están echando con sus amigos”. Se nota que se lo están pasando bomba. Y tanto. En el segundo cocinan un pasodoble con la misma estructura que el primero. A la caballa. A ese homenaje que la Teo iba a hacerle a esa “caballa caletera”. Que les parece de mediocres que se “compre un homenaje a escondidas”. Se agradece temas nuevos. Los pitos son el chorizo que llevan colgaos estos pinches. Tremendo. Introducen sus cuplés, primero dicen que les van a cantar a la cadera del rey, a las latas de coca cola. Pero que no que esos temas están muy quemados. Muy buenos. Al tipo. Deciden tampoco cantarle a los Carapapas y a Juan Carlos, es más suben más el fuego. Que arte. Deciden pues que su primer cuplé sea para su mujer (este tema está poco hecho), que se está poniendo buenorra en el gimnasio, que está como loca con la zumba y que hace pecho porque tiene unas tetas impresionantes. Al final rematan que “ella tiene mancuernas” y ellos...¡cuernos!. En el segundo, hacen de la desventaja de cantar el último día, una ventaja. Hablan de que están todos los temas cogidos, y todos los chistes pisados. Pero que han podido ver todos los tipos de este año y que el que más le ha gustado es el del Vera en donde Rajoy por fin hace algo bueno. Tremendo remate. Estribillo muy conseguido. Este año van a hacer paellas y mariscos “porque durante todo el año estamos hartos de chorizos”. El popurrí es divertidísimo.. Para mí, junto a la del Vera: de las mejores. Se comen unos churrascos que son de goma y hacen pompas con él, como un chicle. Llega la hora de hacer pinchitos y langostinos !que jaleo tienen!. Si como ellos dicen luego la gente con los morazos se lo comen hasta con arena. De arte la cuarteta de la suegra con música de tanguillo. Y el de la vegetariana que no come carne “sólo la de su novio”. Y que si tiene hambre que se coma las algas de la orilla. Ahora se juntan todos porque están en las barbacoas del carranza (jajajaja...cuantos recuerdos....). La barbacoa se apaga hasta cuartos. Por favor, que nos nos queremos quemar. ¡¡¡Viva la llama de la chirigota!!!.

Después de unas tapitas en el ambigú y porqué no...de un par de vasos. Llega otra de las sorpresas de la noche: Vamos a dar que hablar, una chirigota en la que no van a parar de charlar. Son charlatanes que no paran en ningún momento. ¿No se ahogan?. Madre mía lo escenifican tan bien que muchas veces no se entiende lo que dicen. “¿Que yo me calle, pues no te quea na? “ Su madre no les dio teta de pequeños sino sopa de letras. Literalmente hablan por los codos. Sus pasodobles los introducen entre charla que te charla que se hace un poco pesado. Primero de los pasodobles a su abuelo, que le contaba de pequeño batallitas, y es su referente porque gracias a él saben todo lo que saben ahora de mayores. Segundo para esos preparativos antes de pisar las tablas del Falla, con su mensaje oculto para el Patronato. Es una defensa a ultranza de aquellas agrupaciones que no son punteras y que les cuesta mucho trabajo conseguir contratos. ¿Se pasaran de tiempo en los cuples? Porque madre mía lo que rajan...El primero para esa muchacha que conocen por el Facebook y a la que todo le da “a me gusta”. Un poco picante. En el segundo dicen que al cantar el último día tienen ventajas sobre los demás. El jurado les ha “chivao” que sólo hay una plaza libre en la modalidad de chirigotas y ellos viendo lo visto han encerrado en camerinos a la de Manolito Santander. Buen remate sí, señor. Se agradece letras nuevas. . Estribillo para todo lo que charla la Teo y que por eso “hay que echarla”. En el popurrí nos dicen que tienen el trabajo de sus sueños, telefonista de Vodafone. Hay dos buenos golpes el primero cuando tienen una conversación interminable con un amigo y el test “del hablar”. Buen pase si señor. Rajando, rajando a cuartos...

¡Que alegría ver a los tres hermanos catalanes juntos cantando!. Este año se atreven con Patio las malvas. Son una alegoría de la muerte. ¡Que ha pasado este año con este tema!. A pesar de que podrían dar mucho más yuyu su tipo es de lo más elegante. El forillo es precioso que va a ir cambiando. En el popurrí representan su resurrección y cambia a unas nubes muy chulas. Suena divinamente “ay Cái mío que tengo una deuda contigo!. Y por eso suspiro. Y yo por tí, Catalán mediano. El primero de los pasodobles es una opinión muy pero que muy personal del autor sobre lo que para él es ser comparsista. No entiende como algunos componentes cambia año tras años de Quiñones, a Bustelo y así...”prostituyendo sus gargantas”. Lo dice sin pelos en la lengua, pero de una forma sutil y elegante a la vez. El segundo de los pasodobles es un homenaje a los padres de los hermanos catalanes. Por su esfuerzo, por hacer, entre otras cosas que los tres hermanos estén cantando juntos en las tablas del Falla. Un sueño hecho realidad para ellos. Precioso. En el primer cuplés se cachondean de la ausencia de Juan Carlos Aragón. Haciendo como que le hacen un homenaje pero que lo que realmente les van a dar es “un nabo como la torre de preferencia”. Un bastinaso. En el segundo no entienden cómo le puede gustar tanto a Íker Jiménez las ciencias ocultas. Dicen que hubo una vez que este presentador se quedó todo loco cuando escuchó a los Herederos del Levante. Y nosotros también nos quedamos acojonaos al ver su desafinación. Por cierto, muy bien representada la afinación de la desafinación. El estribillo es una pasada: “si me marché de tu vera fue cansado de quererte. Ahora que no te tengo y que el tiempo se detiene. Quiero tenerte a mi vera para vivir eternamente. ¡Maldita sea mi cruz!. Mis muertos me libró de esta locura. Sólo sé que soy como tú, genio y figura hasta la sepultura”. Comienzan bien su popurrí con un homenaje a Pedro Romero. “Somos el Patio las Malvas” y somos inmortales. El quejío del Catalán chico me pone los pelos de punta. Por dios que los resuciten para Cuartos o sino me enfado.

¡Tachán!. Resurge después de dos años Manolo Santander con un grupo de lo más joven. Los destripadores de la calle Londres no son más que los pescaderos de la Plaza de Abastos que se encuentra en la calle Londres, pero de Cádiz. Aseguran en su presentación ser “unos asesinos poco serios”. Sólo hay que verlos. El primero de los pasdobles tiene ese sello viñero. Manolo Santander le canta a su regreso a las tablas del Falla. El segundo para esos jóvenes que fueron detenidos en los altercados del Puente Carranza. No entienden que la justicia no sea igual para todos cuando hay mucho chorizo que ha robado y no les pasa nada. Pasodoble de genio ¡como vuelves Manolo!. En sus cuplés dicen que son expertos en cortar cabezas. El primero para la moda de los nombrecitos en las latas de coca cola. Que aunque no esté su nombre en ellos lo compran sin ganas. Hasta Isabel Pantoja se llevó cuatro meses para buscarlo, pero que al final solo lo encontró en una lata de escabeche. Segundo para lo mal que huele. Que será que o el Jurado la ha cagado o que las ninfas se han cagado. No es que acaba de llegar el Remolinos y por eso huele algo quemado. Nos perdemos un poco. Pero bueno lo importante es la intención. Estribillo al tipo, dicen ellos que son tan malos que incluso cuando sepan quien les a clavado la espinita ellos “lo matan, lo matan”. Pienso que se le puede sacar un poquito más de jugo...digo tripas...a este tipo. Pero bueno, no termina mal su popurri. Tienes algunas cosas con pellizco. Se van tal y como vinieron: muy viñeros.

ZASSSSSSSS!!!!!!!CORTE AL CANTO!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario