lunes, 24 de febrero de 2014

Hipnotizados por Antonio Martín en una segunda noche de cuchillos largos donde nadie defraudó.

¡Comienza el show!. Vuelve a abrir sus puertas El circo del sol de Julio Pardo. Instalados en la Caleta vienen con el fin de hacernos pasar un buen rato. Es un espectáculo de coro. Primer tango a la crisis, que en realidad es un piropo a la mujer gaditana. Esas que se superan en estos tiempo tan malos que vivimos estirando el “dinero para poder llegar a fin de mes”. Y que si gobernasen las gaditanas, ellos firman (y nosotros también) porque “toda España se levantaría”. Ya se dice que las gaditanas se hacen tirabuzones con las bombas que tiran los fanfarrones. Una canción de hace 200 años que hoy se sigue cantando con un tono desenfadado. La segunda letra es un homenaje a Antonio Martín, ese “hombre de pelo blanco” que tras 50 años sigue teniendo la misma ilusión de siempre ,“tú si que eres Carnaval”. Eres de la viña, pero “de los buenos tangos”. Rematan quitándose el sombrero en señal de respeto “porque mi tango estará esta noche junto al maestro de los copleros”. Martín lo recibe emocionado fundiéndose en un cálido abrazo con Antonio Rivas desde el palco. Primer cuplés para contarnos que siempre que salta el levante hay un circo instalado. Que la próxima vez se van a poner al lado del Congreso para ver si consiguen que los diputados salgan volando. Segunda letra al hilo de la primera cuyo protagonista es el hijo de Ortega Cano. El cuál debería ir al Congreso para ver si hace que los diputados salgan huyendo. Estribillo que será coreado en la calle. Vamos a instalarlos en el siguiente pase.

Y de la Caleta pasamos a la playa de Santa María del Mar para tomarnos unos pinchitos ricos. Vuelven a intentar no quemarnos en su particular barba-COAC los pinches de Kike Remolino: Los Geordie Dann de Santa María del Mar. Presentación marca de la casa con muy buenos golpes y objetos chirigoteros: como el carbón que es marca Rajoy o el aceite que tiene la cara de Jorge Javier Vázquez. Músicas de Geordie Dann, el auténtico rey del verano para hacer un repertorio a la altura. Esperemos no quemarnos. A golpe de pitos choriceros (los llevan colgando en su delantal) introducen sus pasodobles. El primero es una maravilla. Le canta a su madre, aquella a la que dos años antes le cantaron con el pañuelo (Los protagonistas). Esa madre de la que el cáncer “se rió en su puta cara”. Es una letra de apoyo a todas aquellas persona que padecen esta enfermedad. Emotiva letra escrita desde el corazón. El segundo más cañero, a Teófila. Dicen que está la cosa tan chunga en Cádiz que cuando su mujer le pide un langostino “yo la doy un camarón con gafas de aumento”. Gira pues para rematarle y decirle a la Alcaldesa “que recorta al pueblo de los plenos” para calla su opinión. Y que después no se extrañe “si por la calle te llama mentirosa”. Muy dura a la gestión de la Teo como Alcaldesa. Antes de introducir los cuplés intentan ganarse a las ninfas ofreciendoles pinchitos, y ganarse al Jurado con unas chuletitas. Intentan cantarle a la Imputación de la Infanta, pero está muy quemado el tema. Otro intento, para el libro de la Esteban pero éste sí que está achicharrado. Deciden cantar en su primera letra a un amigo zurdo y los problemas manuales que tienen para satisfacer sus necesidades. Al final rematan que para eso no necesitan la mano izquierda “que usan a tu hermana”. El segundo para sus costumbres antes de acostarse: echarse un cigarrito, darle un beso a su mujer. Un día llevaban tal moraso que se le olvidaron las costumbres “y tiré a la Paqui por la ventana”. Estribillo reivindicativo al tipo. Dicen que nos van a dar marisco de comer “porque ya el resto del año estamos hartos de chorizos”. Popurrí en la misma línea ascendente que en preliminares con puntos muy buenos. ¿Estarán en la parrilla del Jurado?.

Vuelven a latir estos corazones Los de la izquierda S.A desde Chipiona. Traen una idea de lo más original. Primero de los pasodobles a su tipo. A esas parejas que siguen juntas a pesar de los obstáculos de la vida. El marido remata pidiéndole a Dios que le falle su corazón antes que a su mujer. Precioso, de llorar “late hasta que pierdas el sentío”. Segunda letra a la crisis, pero vista desde la perspectiva del jefe, ese que tiene asustado a su empleado porque le acosa todo el rato. Primer cuplé para los baches de la acera. Se van al Ayuntamiento a poner una queja pero luego no pagan la multa porque se han dado cuenta de que son de la acera de enfrente. Segundo con cameo incluido. Dicen que en camerinos casi son echados a la parilla del Remolinos. Estribillo de los más bonitos del concurso: “....aciertes o te equivoques” que no te quede nunca ese mal sabor “de haber hecho en cada momento lo que te dijo tu corazón”. Creo que el corazón de esta comparsa ha dejado de latir por este año.

Y de los latidos del corazón llegamos a esta chirigota que son unos charlatanes en toda regla: Vamos a dar que hablar. Y de qué manera. No paran en todo el repertorio ¿no se asfixian?. Primera letra para meterse en el bolsillo a aquellos puristas del Carnaval haciendo una defensa clara de los autores clásicos. Ellos son su fuente de inspiración. Segundo pasodoble para los gaditanos, que se levanten poniendo como ejemplo a Karlos Puest. Primero de los cuplés para el CIF que se necesita para cantar en el Falla. Dicen que es este el motivo por el que ni los Carapapas ni Juan Carlos salen este año en el Concurso. Normalito. Segundo para el hecho de coincidir con las chirigotas de Manolito Santander y Kike Remolino. Como auguran que estos van a pasar a Semifinales dicen que ya tienen el pescado y la carne preparadas para el siguiente pase. Bonito estribillo con juego de palabras incluidos. Completan un buen pase. Pero ya. Tendrá que morderse la lengua hasta el año que viene.

Y antes de irnos al descanso en una sesión larga, llega la comparsa de Antonio Martín: Los Hippytanos. Tras las buenas sensaciones generadas en la fase anterior regresan estos gitanos canasteros pero con cierto aire hippie. Su presentación es arrebatadora y suenan de muerte, todo hay que decirlo. ¡Cómo se notan que las cartas se van a poner encima de la mesa!. Primera de las letras a Antonio Martines Ares. No, no habéis leído mal. Recuerdan lo que le supuso al niño pirata hace 21 años para ser exacto, el pasodoble “Me ha dicho el Santo Padre” de Los Miserables. Que era una crítica en toda regla hacia la Iglesia y que le costó que le expulsaran de su Greñúo, el cual cargaba. Ahora estos gitanos le dicen que con el actual Papa, que ha ido dejando atrás esa imagen de hace tantos años, “debes volver a tu barrio y cargar a tu Nazareno”. Un pasodoble que no deja indiferente a nadie ¿no?. Y más a los jartibles como nosotros. Subiela y Carli cantándole a Martínez Ares. Realidad de que el carnaval lo puede todo. Recordemos que estos dos salieron durante muchos años en la comparsa del buhonero. Sin palabras. En el segundo se atreven a darle un consejo al Príncipe Felipe. Que se de cuenta de lo que está pasando con la Corona. Que de un paso más y se convierta en Rey porque “a ti se sobran huevos”. Una visión totalmente diferente de la abdicación del Rey. El Morera ha tenido que echar rápidamente mano de papel y boli para escribir un cuplés que es fresquísimo. Aprovechando que hablan de la ciclogénesis explosiva y de que no sabemos que ponernos con este cambio de tiempo, nos dicen que a ellos lo que más le preocupa es la caída del Whatsapp (que se produjo en la tarde-noche de ayer). Es la ventaja de cantar un pelín más tarde, aunque el mérito del Morera no se le quita, ni mucho menos. Segunda letra de cuplé para todas esas letras tristes que se están cantando en el Concurso, cada cual más dramática. Son tan triste “que lo mismo llega Pablo Alborán y se lleva a alguna de chirigota”. Muy buena tanda , sí señor. En el popurrí se vuelven a lucir, tiene muchas cosas chulas y muchas cuartetas dignas de transcribir. No sé si escucharemos por el mundo entero a estos hippies canasteros, espero volver a hacerlo en Semifinales. Puesto más que ganado.

Tras el descanso llega el coro La legión extranjera. Es un claro homenaje a la unidad de élite francesa. Primera letra para declarase apolíticos, no quieren, ni por asomo que les llamen para votar. Dicen que su mayor sueño es ver a todos los políticos enterrados. Dardos envenenados también para los Sindicatos. Que malages. Segundo tango dedicado a un familiar de “los venenos”. Sensibilidad en estado puro, le llaman “comandante”. Primero de los cuplés para la cabra de la legión que tendría que estar de guardia. Pero no con ellos sino en la farmacia (¿del Lobe?). Segundo para esa pastillita que les iba a ayudar a limpiar los rifles en la batea. Su popurrí no dice mucho. Regulares, pero como los de Melilla. Sin más. Ha sido una sorpresa la de su pase a Cuartos. Se despiden del Concurso a golpe de cañonazo.

Clásico y fino homenaje de Andalucía de esta comparsa que nos trae Nono Galán: Los 8 emperaores. Representan a esos emperadores que viven “en ese mundo aparte donde se funden ocho banderas”. En su primea letra defienden el Trofeo Carranza, pero aquel de antaño, ese que traía los mejores equipos del mundo. La comparan con lo que es ahora el Trofeo, ese que se eterniza verano tras verano. Y el ruido que hacen los avioncitos. Letra con mucha nostalgia con crítica para el Gobierno de la Teo. Quieren que vuelvan esos años de gloria. El segundo es mucho más duro. Es la opinión del autor sobre lo que las madres gitanas hacen con sus hijas. Chiquillas que se tienen que casar muy temprano para cumplir con su raza. Se quejan porque ven “su honra tirada por los suelos”. Rechaza entonces este autor estas costumbres gitanas. Se agradece que a estas alturas de concurso se canten letras nuevas. Los cuplés muy de Cádiz. En el primero dicen que el Rey le ha pedido a Dios por su pronta recuperación de cadera. Pero también por la cartera que se le ha perdido y que cree que ha sido su yerno. Segundo para el Jeque que iba a comprar el Cádiz. Pero que cuando vio que el Club estaba en números rojos decidió montar una tienda de 20 duros. ¡Que antigüedad!. Su estribillo bonito: “aquí te traigo estos ocho imperios para decir y presumir que soy andaluz”. Popurrí bonito donde recorren cada una de las provincias andaluzas. Esperemos que el Jurado no los baje en Cádiz.

Llegan estos destripadores pero del mercado de abastos, Los destripadores de la calle Londres. La esperada vuelta de Manolo Santander. Ellos aseguran que vienen a “destripar todo lo nuestro”. En el primero de los pasodobles comienzan a hablar de las colas que se producen para comprar las entradas para ir al Falla. Dicen que damos una imagen muy chabacana al mundo, con gente montando tiendas de campaña durante tres días. Recuerdan que hay otras colas aún peores, las de aquellos que piden para comer. De ésta sí que se avergüenzan y las maldicen. Muy bien desarrollado y rematado. El segundo es de nostalgia pura y dura. Recuerdan a aquellos viñeros que tuvieron que emigrar por trabajo a la Alemania de la Merkel. Piden que les lleven a Cádiz porque están en carnavales “así no sueñan”. Primero de los cuplés para los programas de cocina. Que han aprendido a cocinar con una cierta finura, de echo aseguran saber hacer “migotes con el agua de las tortugas”. Segunda letra para los motes que se ponen en Cádiz. Rematan diciendo que la Teo siempre será “una carapalio”, porque siempre va tiesa por la calle y nunca se cambia de peinado. Estribillo al tipo “te mato, te mato”. El popurrí  no me termina de enganchar. ¿Le cortará la cabeza el Jurado?.

Y pone el broche de oro a esta fase de Cuartos la comparsa: Patio las Malvas, dónde podemos escuchar a los tres hermanos Catalanes. Se presentan de forma elegante, como su tipo, una alegoría de la muerte. En la primera letra de pasodoble el autor se cuestiona que Cádiz sea la cuna de la libertad, y pone como ejemplo los incidentes que se produjeron en el Carnaval Chiquito. Aquello parecía “los tiempos de los grises”, donde el Fascismo de la Teo “quedó claro”. Segundo para la Doctrina Parot. Le piden al etarra que pase por el patio de las malvas para confesar su crimen “soy ese maldito etarra que os asesinó”. En el segundo cuplé se atreven a hacer un exorcismo a una joven. Lo “hicieron de muerte”, que hasta la gachí repitió (claro porque se la trajinaron con agua bendita). Segundo para el Papa Francisco que es un gran aficionado de fútbol. Es más, las hostias las da “con el coco y de tijerita”. Este mejor que el primero. Estribillo al tipo: “genio y figura hasta la sepultura”. Popurrí aceptable con cositas a su tipo elegante. Veremos si el Jurado en esta segunda noche de cuchillos largos nos los mandan para el cajón de pino. El agujero ya lo tienen hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario