martes, 18 de febrero de 2014

Gran noche de coplas. ¡Comienza el concurso!

Dicen que es ahora cuando realmente comienza el concurso en la fase de cuartos. Nos quitamos la morralla para dar paso a noches de buenas coplas. Aún así se han quedado fuera agrupaciones dignas de pase. Veremos a ver. En la primera noche tenemos que destacar varias agrupaciones que hicieron un pase con posibilidad de semifinales. Empecemos pues.


La noche comenzó con el coro Los Bacanales. Un coro de nueva formación con gente muy joven. Representan al Dios Baco, el Rey del vino. Se abrazan a los placeres de la vida, en este caso a una bacanal incitados por las sacerdotisas. Hacen un pase digno, aunque a mí el tema no me gusta demasiado. A veces rozan lo vulgar. Ya en el primer pasodoble se lamentan, aunque luego gira a un piropo a Cádiz. Aclarémonos, por Dios. Que hay que lavarse la boca al hablar de Cádiz. En el segundo tango critican de forma muy dura al Gobierno de Mariano Rajoy. Los dos cuplés rozan eso que hemos comentado antes. Me resultan chabacanos en esencia. El primero para hablar de que la mujer no cumple con las obligaciones que tiene el matrimonio. El segundo más de lo mismo, la moda de la zumba en los gimnasios y que luego ellos zumban en casa. El estribillo sigue el mismo estilo, al final la Teo cuando se quiere apuntar a esta bacanal no puede porque no tienen sillas. Lo importante es que ellos se lo han pasado bien, que es el objetivo a cumplir. Por lo demás, y con el nivelón que hay este año en coros, no creo que el Jurado se apunte a su particular fiesta.

Menos mal que la noche no decae y salen a escena estos muñecos tan graciosos. Esta chirigota de Sevilla, Cógelo ahí causó muy buenas sensaciones en preliminares puesto que nadie se esperaba su tipo. A ver sus letras. Aún así, la grúa sigue haciendo de las suyas llevándose de nuevo a la Teo. Introducen un nuevo componente que es Pinocho, que ayuda a Doraemon a sacarse sus cositas de su bolsillo mágico. Cuando va a sacar cosas de la final, aparece un muñeco de la comparsa Los muñecos de Cádiz, que fue un cajonazo en el 2011. Un cameo que nos trae nostalgia. Haciendo tipo comienzan los pasodobles. El primero es una queja porque ellos no han podido ser cantera carnavalera. En realidad es un homenaje a esos jóvenes que día a día “son un reflejo de tus hijos y de los míos”. ¡¡Que viva la cantera!!. El segundo es un homenaje al Lobe y a su chirigota. Hacen un recorrido por todas las chirigotas que han sacado. Y creerme que no se dejan ni una en el tintero. Dicen que si el carnaval cotizara “tendrían ya una peaso paga”. Una letra muy diferente a todo lo que se le ha cantado al pregonero. Y aseguran que no se van a perder el pregón (nosotros por desgracia sí, lloritos). Primero de los cuplés para Pilar Rubio y su futuro hijo. Que cuando Sergio Ramos fue a llevarla al ginecólogo se creía que era Puyol y de una patada la tiró del potro. En el segundo seguimos con los embarazos. Unos padres que uno de ellos es de otro sexo “se turnan para darle el pecho a su hijo”. Aunque realmente se meten con la cara de Manzorro que parece un chocho. En fin, sin comentarios. Lo arreglan con el estribillo que sigue siendo muy divertido, al tipo. Me sigue haciendo gracia del popurrí la cuartera de la sevillana que se enrollan con la virgen del Rocío. Quizás me decepcione un poco que en preliminares. Pero será por el factor sorpresa del tipo. Ahora su gancho no lo maneja Cai, sino el Jurado que es el que tiene la última palabra.

Venga que seguimos, no dejen de leer que queda lo mejor de la noche. Llega una de las comparsas que me tiene enamorada desde siempre (perdóname Tino, tu también me encantas): Áfrika. Es así, me sigue impresionando su presentación a dos voces, suavecito y bien afinado. Bastinaso de sones africanos por derecho. Como su primer pasodoble. Crítica a la Teo visto a través de un militante del partido que le pide que le devuelva su voto. Que ha prometido cosas que aún no se han cumplido. Tremendo. ¡Cógelo ahí!. El segundo es otro pepinazo. A esa fuga de cerebros jóvenes que se tienen que ir al extranjero porque aquí no hay nada. No se les valora. Sólo quedan “chorizos que se forran con los Eres”. Primero de los cuplés para la crisis, que cuando vas a pedir una tapa te piden que les des quince tenedores. Que hasta los gitanos están en crisis, ya no llevan medallas de oro sino de plata. El segundo es muy bueno. Para del Nido, que está condenado por corrupción y que dice que cuando fue al Rocío a pedirle a la Vírgen esta le dijo que la dejara en paz porque era del Betis. Estribillaco al tipo: “Cái grita, Cái habla que la cosa está muy negra”. Se van muy afinados Es un grupo que sigue sorprendiendo cuando el concurso va avanzando. Tu cu tú....!!!!. Se merecen pasar, si señor.

Llega ahora el cuarteto de los niños: Los Pepegim, que han dejado el bar que tenían el año pasado para abrir un gimnasio. Que se vuelve a abrir para hacernos reír. Y el público sin bajarse el telón ya corea “Carmen la Nerviosa”. Dicen que los cigarros electrónicos son una verdadera porquería, que el se va a fumar un cigarro por derecho. Es el primero del día, pero no del supermercado. Empiezan los golpes buenos en la parodia, que va a seguir durante todo el repertorio. Y el hijo del cotilla “otra vez tiene sarampión”. Llega la Kinder, una clienta que está embarazada de ocho meses y medio y que está a punto de dar a luz. Dice que ella no ha necesitado ningún gachó para tenerlo porque ha sido probeta. El cotilla dice que como su hijo, pero no “porreta, picha, porreta”. El cotilla se va a cuidar de su hijo y en su lugar llega Paco el Capataz. Dispuesto a atender el parto “¿qué es lo que hay que sacar?. Buenísima esta parte, al tipo en todo momento en el que Paco la va a liar a más no poder. Al niño ya se le empieza a ver la cruz de guía...digo la cabeza. Que aún se quede en el templo porque está chispeando. Tremendo. Dicen que la Kinder no se puede poner aún de parto porque tienen que cantar los cuplés. El primero para todo lo que Bárcenas ha robado. Que ellos le vieron sacar dinero de un cajero pero que se dieron cuenta de que los verdaderos ladrones estaban dentro. El segundo para la ausencia de los Carapas y Juan Carlos con un gran remate. Dicen que este año en vez de venir a la carpa que se vayan a la Feria de Sevilla. Ya se sabe que cuando uno se apunta el 1 de Enero con todas las buenas intenciones al gimnasio puede darse que el 1 de Febrero ya no vuelvan. Pues este es su estribillo que es coreado por el público que quiere ver más. Y llega el tema libre. En este caso Paco el Capataz se va porque le apetece escuchar algo de carnaval como La cuadrilla. Y aparece el Veleta, ese hombre único que nos enamoró el año pasado, el que siempre estaba en ese bar Al pié del cañón. Guiño en toda regla. Veleta dice estar muy cabreado por el cierre del bar y que, ya que está pues que entrena con ellos. Está un poco perdido. No encuentra el muelle y cuando le invitan a hacer gimnasia pasiva dice que ni de coña, que eso para él es “una siesta de toda la vida”. Y llega...¡Carmen la nerviosa! Que se vuelve loca, no sólo al ver al Veleta sino porque ya va a empezar a formarla. Son las cosas de Carmen la Nerviosa que les dice a las ninfas que hagan el favor de aprender a bailar como ella. Pero no con eso las amenaza con presentarse el año que viene como ninfa, porque ella también es una enchufada. Su padre es el Subiela. Cameo al canto. Y se va Carmen la nerviosa que ha puesto al público en pie con sus bailes y su historias. Se van haciendo alusión a su primer premio y a todos los recuerdos conseguidos con él. Muy buen pase que les asegura una plaza en la codiciada semifinal.

Antes de ir a descanso llega la comparsa La Mecha, de Bustelo. Una comparsa donde predominan las mujeres y que se han colado a golpe de cañón en cuartos. Y bien merecido porque su presentación me sigue levantando el bello. A dos voces, hombre y mujer de la mano que luchan juntos en la trinchera. Su primer pasodoble es precioso. Una piropo a Cádiz, a “esas 11 letras” que forma la Tacita de Plata y con la que comparten género: el femenino. Espectacular. El segundo me pone el bello de punta. A la violencia de género. Las integrantes cantan juntas a la derecha del escenario simbolizando la lucha. Pero no es una lucha cualquiera, vista desde los ojos de una mujer que le habla a otra que tiene las mismas heridas. Aplauso y lágrima. Pero en los cuplés será cuando decaiga todo. Son un poco malos. El primero para la cadera del Rey con un remate extraño. Algo de que no puede subir a la tercera planta por ¿unas obligaciones?. No logro pillarlo. El segundo es aún peor. Con esfuerzo le cantan a los móviles que ahora te hacen hasta café. Pero que le han dejado el suyo al Dioni ¿y le ha respondido 9 personas?. No lo pillo. Lo siento. Hacen un pase aceptable en el que suenan bonito. Pero no veo yo al jurado encendiendo la mecha de su metralla para Semifinales. Es una pena.

Y llegamos tras el descanso. Cuando los rezagados que se hayan quedado en el Ambigú tomándose un algo escuchen las potentes voces de Los Dictadores, no tendrá más que remedio que pagar corriendo e ir a sentarse. Por Dios...¡Si es que debe retumbar cada uno de los ladrillitos coloraos!. ¡Que potencia de voces!. Vuelven los sones militares para hacernos sentir. Porque este coro, aunque aparentemente bélico, es de sensaciones añejas. En su primera letra comparan el terremoto que hubo en Cádiz en 1975 con la situación actual y de abandono que tiene la ciudad. “Que el pueblo de Cádiz lleva aguantando muchos terremotos de miseria y de hambre”, donde hay una tremenda marea de corrupción. Y que necesita con urgencia un milagrito de la Virgen de la Palma como aquel año. El segundo tango es una crítica a los Sindicatos que "supuestamente" luchan por los obreros “comiéndose una gran mariscada”. Comparan estos canallas que cómo es eso que se ponen púos a langostinos “a costa del obrero”, y hay muchas familias que “no tienen ni para un puchero”. Dura, muy dura. A la par que bien construida. Cuplés divertidos. En el primero nos dicen que como les tira mucho la capa que han decidido ir a un chino a que les de un masaje, pero con final feliz. El segundo para las ganas que tiene la Duquesa de Alba de ser madre, pero que su marido no está muy dispuesto. Le dice que por favor se pode su seto porque ya no ve ni una maceta. Gran estribillo en donde “a todos los gobernantes se los van a llevar al matadero”. Siguen la misma línea ascendente durante todo el repertorio. Además de dejar sin cabeza a más de un politicucho en su popurrí. Y se van como vinieron, con sones militares que huele a Semifinal.

Y siguen en su línea. Estos vascos han conseguido un merecido puesto en Cuartos. Llegados por segunda vez desde San Sebastián, Lo siento Patxi, todo el mundo no puede ser de Euskadi nos dejan un muy buen sabor de boca. Vuelven las ikurriñas al Gran Teatro Falla. Aunque les sigue repitiendo el adobo del primer día. Y los vasquitos regresan para sentirse muy gaditanos. Tremendos, la lían desde el minuto uno. Al comienzo de sus pasodobles se ponen a bailar canciones vascas. Se fijan que han puesto en la decoración del Falla unos pitos gigantes ¡ni que fueran vascos arrea!. Gran observación. En el primero de los pasodobles hablan de que, aunque ellos no sean de Cádiz ni tengan nuestra gracia, son cabezones por naturaleza, como los gaditanos que siempre votan a la misma Alcaldesa. El segundo es una crítica al Concurso. A esos aficionados que se molestan porque vengan agrupaciones de fuera. Que sólo están preocupados porque por ejemplo vuelva el Yuyu. Y que no fijan que estos vienen con toda la ilusión a cantarle a nuestra tierra. Es una letraza. Se quejan de que la gente no escucha “más allá de sus pasiones” y que los verdaderos autores sólo quieren contratos. Bien patxi, digo, picha. En los cuplés vuelve a interrumpirles su aitá para decirles que se ha fijado porque los está viendo desde onda euskadi que todo el Falla tiene banderitas menos el Jurado. Y es Koldo el encargado de que les lleguen. Grandes, sin dejar de lado su tipo. La gente está entregadísima. Dicen que son pregoneros en su tierra. Tremendos. Comienzan sus cuplés “enchapelados”. La primera de sus letras es para su mujer, que le encantan todas las variedades de pescado. Dicen que cuando están en la cama en el tú ya me entiendes y le va a enseñar su merluza, ella se quejan que eso en cádiz son pijotas. Sera por lo chica que la tiene. Suponemos. Aún así muy divertidos con ese acento único. El segundo cuplé para la que se lió en el funeral de Mandela. Que eso parecía el entierro de la caballa. Al final querían buscarle a Madiba una lata de cola cola que tuviese su nombre. Y que llegó al décimo día “que estaba fresquito”. Grandioso. Su estribillo al tipo. Rematan que “de bombazos que te voy a contar”. Su popurrí a la altura. Muy animado. Lo mejor cuando están llegando Cádiz para cantar en el Falla y se encuentran con el Sheriff y el Lulu vestidos de guardia civiles. Tremendo remate cachondeándose de ellos por la prohibición de disfrazarse de guardias civiles. ¡Que bueno, patxi, picha!. Se van a grito de “Gora Cái” haciéndose hasta una foto de recuerdo. Los veremos en la semifinal por favor.

Y llega Tino, el amor de mi vida este carnaval. La canciónde Cádiz nos vuelve a evocar a esa comparsa añeja y clásica. Quizás es que su idea romántica me llega. ¿O será que tiene un punto bohemio? Ay no sé. Yo muero con la sensibilidad de este autor que en Cuartos no va a dejar indiferente a nadie. Dicen estos cantautores que “Febrero comienza en una casa gaditana cualquiera”. Estas son sus canciones de Cádiz, que suenan como el primer día que se bajó el telón. Punteao exquisito que introducen los pasodobles. Y eso no se puede cambiar. Nos los sigue pareciendo. El primer pasodoble hace que me caiga un lagrimón. A ese padre que tiene limitado el tiempo para ver a su hijo. “De 5 a 7”. Sólo tiene dos horas para verle, y entre ver los abuelos y todo, el pobre se queda dormido. Bellitos de punta. Tino, tú siempre con los más débiles. Que no le recrimine que no pueda estar con él, porque a él le encantaría pasar más tiempo: bañarlo, acostarlo...Pero no le dejan..”malas puñaladas mi suerte”. Se escapa un gallito (no sabemos como lo penalizará el Jurado), pero no es nada comparado con el sentimiento que desprende esta letra. Es un quejío producto del sentimiento generado por la letra ¿no?. No tiene la menor importancia. El segundo de los pasodobles es una defensa por aquellos jóvenes detenidos en los altercados del Puente Carranza. Que somos “un pueblo sumiso”. Y que debemos recuperar esa lucha obrera. Porque “tenemos una alcaldesa que votó en Madrid que no vinieran barcos a la bahía”. Una conciencia de clases que tenemos que recuperar “dónde están los gaditanos", "con lo que nosotros fuimos”. Letraza que sale de una pluma sensible como es la de este autor. Primero de los cuplés para el libro de la Esteban. Que lo escribió en un año pero que los editores necesitaron “seis años para corregirlo”. ¡Ni que fuese tan fácil escribir un libro!. En fin. Segundo cuplé para Tino como Dios Momo. Que su agrupación le va a acompañar en tal evento, pero que no se creen que tenga escrito su pregón desde hace un mes. Que ya verás tú que al final lo que va a ir pregonando es el Juanillo. Muy buen remate para ese Tino previsor. Estribillo bonito, que con la que está cayendo, todo suena “a la misma canción”. Deliciosas las metáforas que componen su popurrí de la que nos sabemos de memoria. Y se van “pintando coloretes dentro de su 3x4”. Gracias Tino, por segunda vez. Por hacer grande la modalidad de comparsa.

Y resurgen de su tumba estos zombies a una hora poco habitual. Pero ahí está el público que no se quieren perder la que vienen a liar. Hoy no me puedo levantar es la arriesgada apuesta que nos trae Popo y Lupo este año. Dejan atrás, en Cuartos y por segunda vez colgada su chaqueta de cuero que consiguiero con el primer premio Los de gris, para meterse en la piel de estos famosos internacionales (y nacionales) fallecidos. Que tiene más arte que los “Walking Dead” y más vidas que “el Candy Crush”. Correcto que sí. Nos siguen trayendo su “thriler” para hacernos reír. Con el primer pasodoble me muero. Homenajean a Joaquín Quiñones. Un guiño a este autor que este año ha decidido darse un descanso. Lo recibe emocionado desde el palco. Que aunque sea un autor cuyas agrupaciones hayan sido unos cajonazos en estos años, que no se rinda, porque él siempre sera el coplero del Mentidero. El segundo pasodole para esos jóvenes que se ha tenido que marchar al extranjero por la situación actual de crisis en el país. Esos jóvenes que se conforman con un trabajo mal remunerado en un Mcdonald de Londres. Y atacan a Ana Botella, que con la que está cayendo sólo piensa en las palmaditas porque el país tenga una olimpiada. Que eso, por desgracia es “la marca España”. Jackson-Popo, empieza su show. Tremendo al fijarse que en el Falla han puesto unos pistos enormes que no les han quitado ni el plástico. Primero de sus cuplés para la piratería. Que nadie compra sus cd, ni aún ganando el año pasado el primer premio. Que le encargaron al Melli no se cuentas copias y que las tienen en su casa “que pueden alicatar al menos 6 cuartos de baño”. Que sólo les van a servir para espantar a los palomos. Tremendos estos que le responden que ya su cd de lo han descargado. Muero. Segundo cuplé para su mujer que dice que está obsesionado con el fútbol. Con remate final para el mecherazo a Cristiano Ronaldo, que se queja de que no es de oro. Un tema la mar de fresquito. Olé!. Estribillo al tipo y con pellizco. Ellos dicen que han llenado auditorios “y hasta tanatorios”. Su popurrí divertido. A la altura a pesar de las horas que son. Me sigo partiendo con los 5 pasos básicos de Michael Jackson y su empeñamiento en ser blanco. Ponen incluso hasta al Jurado de pie, por eso de cantar los ultimo. Pronto tendremos un tercer “thriler”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario