miércoles, 19 de febrero de 2014

Cuéntame un cuento y verás que contento.

Noche digna con posibilidades de algunas agrupaciones de pasar a la siguiente fase. La chirigota de Chiclana Vamos Tirando no convence a pesar de hacer un pase aceptable. La comparsa de la brujas que dan mucho miedo de Romero Bey hacen un pase bonito, pero no entiendo muy bien la idea. Me parece una comparsa algo extraña cuya música e interpretación es un tanto rara. Su originalidad no acaba de convencerme. La Hermandad de la Buena Suerte hizo otro pase aceptable con más posibilidades que estas dos que acabamos de nombrar. Y Gloria Bendita actuó la última con un público un tanto frío. Las demás las desarrollaremos continuación.


Abre la sesión uno de los coros que más me gustan de este Concurso: Aquelarre. Las brujas de Lucía Pardo. Con un tipo que me encanta y con unas letras que me han sorprendido gratamente. De verdad, muy buenas voces. Para que luego digan que las mujeres no podemos hacer buenas cosas en esta fiesta. Nos invitan a su particular ritual. El primero de sus tangos se lo dedican a ese bello momento que es el de ser madres. Desde que se encuentran en estado hasta que dan a luz. Acaban hablando de los niños robados “que por dinero se llevaron lo más grande que tiene una madre”. En el forillo, que como ya dijimos en preliminares es virtual, proyectan una foto de un bebé recién nacido al hilo del tango. Precioso. El segundo es una crítica a la Justicia. Esa que en “España no vale nada” con mención específica para los Duques de Palma, los violadores y terroristas, que siempre se libran de estar en la cárcel. Al final rematan siendo unas justicieras, y dicen que no les queda mas remedio que tomarse la justicia por su mano, aunque los que siempre pierdan sean las víctimas. Como siempre. Estas brujas nos cuentan en su primer cuplé todo aquello que les da ¿miedo?. Si, como que ellas no temen a ser quemadas en la hoguera por ejemplo, porque así se ponen morenas. Rematan diciendo que lo que más les acojona es que el diario las ponga verde mañana. Segundo para todos aquellos magos y brujas de los que ellas han aprendido. Desde Tamarariz que les enseñó un chulo truco de cartas hasta la Bruja Lola de la que aprendieron a poner velas negras. Para que el Jurado lo tenga en cuenta. Su popurrí como en preliminares. A la altura. Con metáforas chulas. Me sigo quedando embobada con las cuartetas que se cantan mientras bailan los dos amantes. Me flipa. Sigo embrujada por este coro.

Se vuelve a abrir el negocio de Los Amancio Horteras. Veremos a ver qué es lo que nos quieren vender esta vez. Porque en preliminares consiguieron que nos lleváramos muchas risas. Se presentan con mucha chulería diciéndole a la Téo que tienen el picardía que les pidió. Sigue siendo su icono Arturo Fernández con pelo en pecho. Y camisa abierta. Primero de los cuplés para la pasividad del gaditano. Que sólo reaccionan cuando se producen los incidentes en el Puente Carranza. “Somos unos Che Guevaras”, pero “de boquilla”. No hacemos nada para cambiar la situación en Cádiz y que sólo “protestaremos cuando la Teo nos corte el Puente Carranza!. Muy crítico, como el segundo. Otro rapapolvo para TODOS los políticos, tanto los de derechas como los de izquierdas. Y lo hacen poniendo de ejemplo la chirigota del Vera. Que “son el mismo perro con distinto collar” (los políticos no la chirigota del Vera). En la introducción de los cuplés se ponen a hacer tipo, que no dejan en todo momento. Van a regalarles a las ninfas unos conjuntitos, que no son de piconeras (lo que ha dado de sí el cuplés del Vera). Esta vez son unos pañuelos muy monos. Primer cuplés para esos vecinos ruidosos que se pasan el día discutiendo y que ellos lo escuchan todo. Dicen que cuando están en la cama y terminan del tú ya me entiendes él es el que se fuma el cigarrito. Muy divertido, desde el desarrollo. Segundo para la corrupción que hay en España “hasta el más tonto te engaña”. Que tú haces algo malo y te pillan, en cambio, hay otros que no. Por eso dicen “que ellos se van a cagar en tus muertos”, y verás “como no pasa nada”. El popurrí tiene golpes muy buenos. El camarero que trae el cafelito de la mañana en tarrinas de mantequilla “Zas” (a saber cuántas se han tenido que tomar). Es cojo y se marca un zapateao. La cuarteta del espejo es mortal. Aparece el jorabado del cuarteto de los niños. Sigue apestando a Varon Dandy, no han cambiado de colonia. A ver si es verdad que el cliente....digo el Jurado... lleva la razón.

Tras el descanso vuelven a examinarse el coro de Antonio Alemania: Los del cuarto curso. Nos ha sorprendido su pase a Cuartos. Es la segunda vez que aprueban y pasan de fase. El primero de sus tangos (que son clásicos) es para la situación extrema que vive un parado. Que le cuesta mucho coger la subvención del paro. Lo comparan con los sobres de corrupción. Denuncia clara a la situación actual que vive el país a la que nos han llevado los políticos. Segundo para aquellos caciques que se han reído de los Andaluces. Le piden a la Jueza Alaya que se implacable con ellos para que se pudran en la cárcel hasta que no devuelvan todo lo que han mangado. Buenos tangos, mejores que en preliminares que apenas se entendían. Primero de los cuplés para deciros que con tanta crisis, muchos de los integrantes de este coro de Chiclana han tenido que alquilar sus pitos. El segundo para esos noviazgos que se producen en el programa de Juan y Medio. Con cameo del Joti, que fue allí a buscar novia y la ha encontrado. Salen los dos. Dicen que ahora “cambiarán el Bisolvón por la Viagra”. Buenos cuplés. Así sí, Antonio. Han cumplido su objetivo. Popurrí más que aceptable. Mejor interpretado que en la fase anterior. Veremos la nota que les pone esta vez el Jurado.

Y llega una de las agrupaciones esperadas de la noche, la comparsa de Quiñones escrita por Bustelo: Los Cuenteretes. Vuelven pues estos trovadores de cuentos que se paran en la Bahía para contarnos historias. Dicen en su presentación que “su fiesta ya no suena fresca”, como en sus comienzos. Que hay mucha gente viviendo del “cuenterete”, entre mentiras y fachadas. Me sigue pareciendo que tiene mucho pellizco. La primera letra de pasodoble es un homenaje a cada uno de los componentes de la chirigota del Lobe. No se dejan ni uno. A mitad de pasodoble la luz se apaga y cantar a oscuras, mientras que se va proyectando un vídeo con fotos y momentos de esta chirigota. Para ellos son una familia de “12 amigos” que nos hacen disfrutar con sus letras y que llevan “30 años sin fallarnos un Febrero”. Y sorpresa!, se enciende la luz y ahí están los pregoneros en el escenario recibiendo el homenaje. Para no salir este año por estar preparando el pregón, no cesan las letras a estos componentes. ¡Salen más al escenario que si hubiesen salido!. El segundo pasodoble es un contraste a lo que Cádiz proyecta en el exterior. Que los turistas cuando llegan sólo ven colas, pero de gente esperando en el INEM para el subsidio del paro. Cañero a raudales. Rematan diciendo que parece esto un cuento (aprovechando el tipo), que debajo del cemento del Puente Carranza se esconde algo más. Sigue existiendo una Cruz Roja que ayuda a muchas familias que lo necesitan. Un cuento muy real (por desgracia). El primer cuplés para el “quillo” que se le escapa a Faly Mosquera cuando están interpretando. Que los repite más que los chorizos que llevan colgados la chirigota de Kike Remolinos los Geordie Dann. Que al final de tanto “quillo”, se lo ha tenido que comer toda comida. Segundo cuplé para una prima entradita en carnes que quiere perder peso y que se ha apuntado en el gimnasio, más concretamente a hacer Bodypan. Pero que al final al pan le mete filetes con mayonesa. El estribillo no me convence demasiado, pero ya se dice que en Carnavales, pa gustos, los colores. Su popurrí a la altura con mucho contenido. Este cuento continuará...

Y para rematar la noche vuelven a buitrear en las tablas del Falla: La quinta del buitre. Comienzan las técnicas de ligoteo intentado comerse algo en una hora que para ellos es estupenda. Siguen con la idea de no querer ningún compromiso, ellos lo único que quieres es el “chichibirichi” ¡Y lo sabes!. Me encuentro a uno de estos dándome la turra y salgo por patas. No cesan sus empeño. Ya se dice que el que la sigue la consigue. El primero de los pasodobles al tipo. Hablan de que aún sienten añoranza por ese primer amor. Y que al reencontrase con ella tras 30 años la ha visto con la “mirada perdía”. Que cuando fue a darle un beso ella le pidió 30 euros. No es lo que os imagináis. El dinero es para cocaína. Maldicen este vicio. Segunda letra para esa televisión basura que pagan a delincuentes, asesinos y terroristas. Se ponen en la piel de una madre que tiene que ver todo esto por la caja tonta y que al final tiene que apagarla “ muerta de miedo”. Dura crítica al sensacionalismo de algunos programas de televisión. No si va a resultar que estos buitres tienen su corazoncito. En los cuplés no cesan en su empeño de comerse algo. El primero para la bigorexia que tiene su primo. Que está obsesionado con el gimnasio. Que se le ha bajado tanto el potasio que ahora es “cajera del Mercadona”. En el segundo buscan a una piba en Don Tico porque su media naranja “se la está exprimiendo otro”. Buenos al caso, que van a darle un beso y la gachí les hace la cobra. Muy buenos que rematan con su estribillo, al tipo: “yo no quiero llevarte a la cama, me conformo con el coche”. En su popurrí están tan desesperados que les da lo mismo Miriam Peralta que Enrique Miranda. Ala, por hablar. Me encanta eso que dicen que ellos el listón de tías no lo bajan porque lo tienen demasiado hondo. Tiene muy buenos golpes, eso es cierto. Pero no veo yo al Jurado dejándose ligar para Semifinales. Aún así su despedida es muy buena y divertida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario