viernes, 7 de febrero de 2014

Buitres con muchos humos y muertos en una noche estable de coplas

Aunque en la sexta sesión no figurasen nombres de autores conocidos, la noche estuvo marcada por una serie de agrupaciones que seguro pasarán el corte. Destacar entre todas: la Comparsa del Jonas, la Chirigota de la Rinconada, que son buitres de discotecas y la comparsa Los Muertos de Rajoy, que nada tiene que envidiar a los zombies que nos trajo el otro día la chirigota del Lupo y Popo.


Tras la revolución dell batallón soviético de Faly Pastrana Aguatapá que hicieron un repertorio fuerte y enérgico a la altura de la modalidad llega la Comparsa del Jonas. Este año son Los chicos del Tejado. Su puesta en escena es espectacular. Son deshollinadores. Nos evocan a aquel que limpiaba las chimeneas en Mary Poppins. Presentación afinada en la que quieren “acabar con el que obstruye el humo de tu chimenea”. El primero de los pasodobles es una lanza a favor de la comparsa de Juan Fernandez del año pasado: El Rey Burlón. Cómo fue criticada a pesar de su buen pase. Sacan la cara por sus compañeros copleros. No como otros como Bienvenido o Juan Carlos, que dicen que el concurso está comprado “y luego ellos son los primeros en despellejarse”. Una letra muy valiente, claro que sí. Letras que aún no se han cantado es lo que realmente hace valer este concurso, en dónde todo es lícito. En la segunda de las letras se quitan los sombreros y salen a escena trabajadores de Navantia, que los acompañan durante el pasodoble. Reivindican la mala situación en cuanto a trabajo en Cádiz, sobre todo en el caso de los Astilleros. Lo único que quieren es que “no muera mi bahía”. Cuplés simpáticos. El primero para Hanna Montana, esa niña que antes era dulce y ahora le han ofrecido hacer una película porno. Ellos quieren que la chica madure pero que lo que realmente les pasa es que se les pone dura al verla. Segundo cuplé a su soltería. Que ya le valen hasta los hombres. Ligaron con un gachó por internet. Ya podemos intuir como termina. ¡¡Con un palo!!. Pues no...dicen que su miembro le cabe en una lata de coca cola. Pero que se asusta puesto que en la lata no sólo entraba el nombre, sino todo su apellido. Estribillo bonito, de esos que encajan como un puzzle. En el popurrí vienen poco afinados, aunque tienen metáforas muy chulas a tener en cuenta. Hacen un pase bueno, no tan bueno como se espera de ellos. Pero recordemos que el año pasado les pasó lo mismo con sus embaucadores. Empezaron flojitos en preliminares y consiguieron llegar a semifinales. ¿Estrategia?. Esperamos entonces que echen mucho más humo en siguientes pases.

La comparsa de Ubrique no brilló en su estreno. Sí lo hizo la chirigota de San José de la Rinconada. Sevilla siempre suele traer chirigotas buenas. La quinta del buitre, pero no es quinta del Real Madrid de Michael Butragueño o Martín Vázquez. Son otro tipo de buitres, esa fauna nocturna que las muchachas se encuentran por la noche en una discoteca. Traen un tipo sencillo del que le van a sacar mucho partido. Muchos buenos golpes en su presentación. Y mucha poca vergüenza. Vienen a divertirnos, y lo consiguen con un público entregado. Dicen que se han unido a la moda de que le gustan todas, y que ya se saben todas las excusas, tanto de las guapas, como de las feas. Que no quieren compromisos, lo único que ellos quieren es el tú ya me entiendes (con bailecito incluido). En el primer pasodoble vienen a enamorar a Cádiz. Un piropo que les viene al tipo “ que tienes tres mil años de historia”, pero que ellos le echan 30 porque “no los aparentas”. Prometen enamorar a la ciudad “en no más de media hora”. Precioso cruce de palabras. Se nota que estos buitres tienen corazoncito “Cádiz son su único amor noble”. Segundo pasodoble para Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía. Es la primera vez, en lo que llevamos de concurso que se le canta a esta mujer andaluza. Y comienzan los cuplés con estos buitres en acción. Nos recuerda mucho a la discoteca de Los Puretas del Caribe de nuestro adorado pregonero Lobe. El primero al Día de los Difuntos. Dicen que tienen una vecina que le encanta disfrazarse todos los años de vampiresa, y que no se va a su casa hasta que no le clavan la estacada. El segundo menos basto que el primero. Que viendo lo visto con el cierre de la cadena valenciana Canal Nou, que tenga cuidado Canal Sur. Que matamos a nuestras abuelas si despiden a Juan y Medio; pero que es peor darle el finiquito al largo del Dúo Sacapuntas. Que lleva más años que la tana en la cadena. Muy bueno el estribillo, al tipo, no quieren llevarnos a la cama “se conforman con el coche”. En su popurrí se ligan a una ninfa, y a Juan Manzorro si en un momento dado hiciese falta. No bajan el listón porque lo tienen “demasiado hondo”. Buenos golpes como cuando ligaron con una hippie de los Caños o como cuando buscan pareja por Internet. Aún así se van diciendo que aunque no se coman nada, cada año se enamoran de Cádiz por Febrero.

Y el broche de oro de la sesión lo pone una comparsa: Los muertos de Rajoy. ¿No tiene nombre como para una chirigota? . Son unos cadáveres al lado de sus lápidas con una puesta en escena un poco tétrica. Su presentación nos evoca un poco el estilo “walking dead” en la que nos dejan caer su declaración de intenciones que no es más que darle un repaso a nuestro presidente del gobierno.. Llevan los gorros que llevó la chirigota del Lobe en Partido de Risa Obrero Español. Sí, esos amarillos graciosos. No se callan nada estos muertos, menos mal que están muertos. Obvio que su primer pasodoble vaya destinado a Mariano Rajoy a todas esas promesas incumplidas durante su mandato. El segundo mucho más currado. A aquellas parejas que siguen unidas pese a las tempestades de la vida. Luego gira de tal manera el pasodoble que lo que nos viene a decir es sobre ese amor interesado que se acaba cuando termina el dinero. Precioso. Un giro que no nos esperábamos. En el primer cuplé nos hablan de los feo que es el nombre de su comparsa este año. El segundo mejor: a la Pantoja con remate para la cabeza gorda de Paquirrín. Esta comparsa, aunque suena de dulce hacen demasiada alusión a la política. Pero bueno, que es lícito, que estamos en Carnaval y que todo esto acaba de empezar. Esta es su apuesta para este año. Al final, tanto muerto, para decirnos que ellos siguen “muriendo por Cádiz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario