martes, 5 de febrero de 2013

Resumen Semifinales I

Ya estamos en la primera de las semifinales. La primera final de la final. Los más jartibles me entenderán. Siéntese que van a leer una sesión emocionante y de una gran calidad:

Y empezamos fuerte. Luis Rivero y su coro: Khumbayá a ritmo de musical nos presentan un repertorio de lo más completo, compacto y acompasado. Superando las dos fases anteriores se presentan potentes en teatralidad, como siempre.  Yo sigo bailando en el salón con la presentación ¡me encanta el rollo de esta gente!. Las letras, críticas. Y no es para menos: la primera para homenajear al comparsista Pedro Romero, "ese maestro de poetas". Y le critican con un sentimiento especial "para que esos homenajes que "no son sinceros"a través que las agrupaciones le cantan algunas coplillas, ayuden a "levantarte, Pedro Romero".  En el segundo tango, a la Cumbre de Estado celebrada en Cádiz. Los medios piropean el humor del gaditano, pero "no confundir gracia con mamarracho". Olé ahí. Crítica mordaz porque después de esa Cumbre ¿que queda? Un pueblo "que vive encerrao". Menudas voces. Primer cuplé con cameo incluido. Salen a escena Olivia y John, o lo que es lo mismo, Lupo y Popo (integrantes de la chirigota que este año ha sido un pelotazo: Los de Gris). Con su arte característico y metidos en el tipo al Lupo se le van los pies. Y como baila. Esto le sirve al coro para hablarnos de que esta chirigota les ha copiado la idea de musical y meter coreografías en el popurrí. Cantan con mucha guasa, y no es para menos. Al rato sale a bailar el más largo del coro. El Lupo remata el tango (¡que manía este año con cantar cuando no te corresponde, pero que arte al mismo tiempo). Que le sirve al Lupo para rematar el cuplé con "si lo llego a saber me llevo al largo". No se puede tener más arte. A todo esto en el estribillo Lupo sigue bailando desatado hasta que se termina. Curioso como se hila el cuplé. En el segundo cuplé hablan de las nuevas tecnologías y de que ellos entre los miembros del coro tienen hechos varios grupos de Watsapp, con remate para el Jurado. Que no le tienen en el grupo, que les acepte. Aunque se quedan sin bateria o sino que de ellos "depende que te lo mande el próximo día".  Grandes. El estribillo invita a bailar "a ritmo de Khumbayá". Se nota que todo el repertorio está bien trabajado. Es curioso como en el coro de Rivero se van cambiando los componentes. Hay que recordar que sólo pueden cantar 45 componentes, y ellos son 55 personas. Terminan con un popurrí pegadizo y que invita al baile. Se merecen una final.


Y llega el Selu, sacándole punta a un tipo que bien es antipatiquísimo: Las verdades del banquero. Lo que podemos llegar a entender porque en la genialidad del autor radica su arte. El público ya sabe como responder a la pregunta de  ¿cómo están ustedes? ¡Tiesos!, responden. Nos leen hasta la letra pequeña del contrato que un día firmaron con la afición  hace mucho mucho tiempo y que ésta bien les responde. Le dan la vuelta y sacan su ironía a cosas que todos pensamos y que sólo nos lo puede contar un banquero.  Lo mejor de la presentación es la cuartera del rescate. "la mano por la derecha sacala por la izquierda...". Tienen todo el arte. Mejora muy y mucho, que hacen que el público esté disfrutando como enanos. Las letras de los pasodobles son cómicos, pero a la vez críticos. El Selu es uno de los pocos autores que saben hacer esta cosa tan genial. En el primero nos explican "el arte del politiqueo" del PP. Los sobrecitos, los ERES "y luego los malos somos nosotros". No es más que una mera crítica al PP "si te chivas me chivo yo" para rematar que "se hartan de robar pero ninguno va a la cárcel". Esto provoca que las luces se enciendan y el público se ponga en pie. Aplaude hasta la Alcaldesa. Es un pólvora de letra ¡Ofú!. Segunda letra, claro piropo a la fiesta, pero con ánge. Dicen "quien me iba a decir a mí que iba yo a cantar en el musical Hall del populacho" (metidos totalmente en el tipo ¡ojo!). Para rematar diciendo que "no hay nadie en España que estas circunstancias aplauda a un banquero". Y tanto que no. Con esta letra bien hilada consiguen la segunda ovación del público a ritmo de "campeones, campeones". Cuplés graciosos no lo siguiente. El primero para una clienta del banco de muy bien ver que tiene un escote y un culo a la que prometen "echarle liquidez hasta el mismo fondo del agujero". ¡Que bastito!. A través de los chinos de ese "imperio amarillo" le dan un toque al Cádiz, en la segunda letra. Su estribillo es mortal: "yo no tengo na mío, todo lo que tengo es tuyo, y tuyo, y tuyo". Popurrí a la altura con cuarteras divertidas. Y como es Selu, cambia una cuarteta para hablar de Bárcenas "que al parecer le lleva las cuentas". Pechá de reír más grande. Le llevan a la final de pleno.

Quiñones este año viene potente. Como sus voces. Y transparente, como sus coplas. Los peleles del XXI son marionetas cuyos hilos los mueven esos guantes blancos llamados políticos. Impresionate presentación que suena bien afinada. Este "teatro de los recortes" es un estilo completamente rompedor "si te comparas conmigo seguro que te pareces". Letras con pellizco. En el primer pasodoble se habla de amor. Pero no de un amor cualquiera. Cuenta la historia de un hombre al que le dan un consejo para cuando sea padre "ese amor se partirá en dos". La ejecución de esta letra es preciosa, a la que también tiene "en las venas tatuado el nombre de esa mujer" que tanto le enamoró. Segundo para las musas. Es un poco lioso al principio. Pero si se escucha con atención se puede apreciar esa sensibilidad de Quiñones. Ya tengo los bellitos de punta. Predilección por este autor. Primer cuplé para el Bicentenario donde va a venir el Rey, aunque mejor sería que fuese "a la Cumbre de Gredos" por lo que bebe. Con remate de la Reina gracioso de por medio. En el segundo aparecen las Peplis. Cameito bueno que tanto gusta cuando llega esta fase. Todo ello para contarnos que su mujer se ha comprado en la teletienda todos los productos de limpieza para hacer una limpieza general de la casa. Para luego decirle al genio de Subiela que le deje la lamparita mágica. Muy curioso.  El estribillo es uno de los mejores de este año: "...tu te dejas que te den por donde más te duele, luego no me vengas con quejas si te sientes un pelele". Y las Pepis siguen limpiando la mierda. Hacen un gran pase, las cosas como son. Con un popurrí donde nos vuelven a recordar la historia de ese hombre cualquiera al que ellos llama Juan. Final del tirón. Ya os he avisado al principio que la calidad en esta sesión es bestial.

Gitanos canasteros ahora en escena. El cuarteto: Los Polivalientes (Un cuerpo inteligente con muy pocas eshuras). Papa y Richarl haciendo de las suyas al comienzo de la parodia. Bajan un poquito el nivel pero aún así tienen golpes muy divertidos. Esta vez toca la visita del Rey por la incautación de droga por parte de la comisaría, que va a recibir el mérito al trabajo. Y los gitanos que son agentes secretos de américa.¡no tienen pamplinas!, empiezan a liarla parda.Tanto que parece surrealista todo. Se echan la coca por encima en un descuido del torpe Papa. Y es cuando comienza el desmadre. Aparece el Rey y la visita se convierte en caótica entre canciones, bailes y golpes buenísimos. Hasta María la Hierbabuena que está en el público está como loca y se produce un cruce de palabras con el Richarl que es de puro arte. Y todo esto sigue en los cuplés. En el primero el Papa parece que sigue ido por los efectos de la droga. Y le cantan a los capillitas fatigas que sacan una cabalgata en verano "mejor que vayan en manga corta". Peor hay un problema, que los de la Santa Cena se niegan a hacer esta cabalgata, porque dicen "que comer en la calle dos veces sale un poquito caro". Muy bueno el hilo del cuplé. Peor el segundo, a una infidelidad. En el tema libre la cosa se complica. El Papa, en un momento de despiste se ha dejado las llaves en casa del oficial. Y viene el tío to contento porque se ha "ligado" a la mujer del Inspector. Lo mejor es el juego que da "un suero de la verdad", donde todo vuelve a ser surrealista. Buenos golpes. Pase fijo ¿no?

Y vuelven a traernos la magia, los trucos, la ilusión..Catrastophic Magic Band, la comparsa de Juan Carlos Aragón comienza con un truquito que bien quisieran muchos de la fiesta: cortarle la cabeza al autor. ¿Rodarán muchas cabezas durante el repertorio?. La presentación me encanta porque "no es una comparsa cualquiera", es "un sueño al revés". El nivel mejor, y mucho. Tanto en letra como en afinación. La verdad es que se notan trabajados, peleando por esa plaza tan codiciada en la final. "Tatachin Tatachán". En el primer pasodoble salen a escena los hijos y sobrinos de los componentes, a los que les cantan. Precioso. "Adivina, adivinanza ¿quién será más comparsita? ¿quien más ilusionista?". Les cantan, emotivos, porque ellos "son los únicos que provocan el amanecer". Es un claro alegato de lo orgulloso que se siente el autor de que su hijos y los hijos/sobrinos de los componentes aprendan y amen el Carnaval. Me gusta mucho este Aragón. Es su esencia al más estilo poeta. Segundo con la misma estructura "Adivina, adivinanza", pero esta vez con truco del Ventolera sacando agua del Diario de Cádiz que luego se queda seco. Y critican, con fuerza a ese inmovilismo social que hay "se me ha acabado el paro y la esperanza". Que le entran hasta ganas de matar "es un dolor tan grande que tengo que hacer de tripas corazón" para rematar con ese toque revolucionario, porque aquí "hay muchos de boquilla". Ese pasotismo generado en la sociedad y estancamiento absoluto ante la falta de trabajo y lo poco que se hace para solucionarlo. Y siguen los trucos como introducción a los cuplés. El primero para hablar del truco del principio donde a Juan Carlos se le corta la cabeza. ¡Lo sabia!. Aragón is different. Y no es más que una clara crítica de sus componentes de cómo Juan Carlos repercute en los repetorios de los demás. Genial estribillo a tres músicas "...apriétame el corazón y verás como me estallan los carnavales". Maravilloso. En el segundo se desmadran. Se ponen gafas y boina al más estilo de Carliños Brown para "reírse" de la Teo y de lo que lió en la cabalgata el año pasado. Dicen que igual es su marido el que le paga. El Ventolera está sembrao. Con bailes brasileiros includos con el culo. Me gustan los cuplés, no como en los dos pases anteriores que eran malos, malísimos. El popurrí sigue teniendo cuartetas interesantes pero que no me llegan a emocionar. Aun así "tatachín, tatachán" ¿que dirá el Jurado?.

El coro de Martinez Mora: Cai Milenaria es un claro ejemplo de pelotazos de este año que se presentan muy flamencos haciendo que sea una delicia escucharlos. Tan gitanos se presentan que los pies se te van del suelo, por fuerza. Sobre todo en el estribillo. Grandes voces acompasaditas con letras que rebosan arte por los cuatro costaos. Quejío y solos que no tienen nada que envidiar al mismísimo Enrique Morente (que en paz descanse). Las letras de los tangos son preciosas aunque mejoran mucho más en los cuplés. El primero para el nombrecito que Shakira y Piqué le han puesto a su hijo. Su nombre suena a goma de borrar ¿o es que a Piqué se le olvidó ponérsela?. Segundo mas flojo para esos extranjeros que vienen a España a buscar trabajo.  Y ese estribillo que se te van los pies a ritmo de "tran, tran tran"...Popurrí muy bien interpretado. Mejor que en pases anteriores. Es un claro finalista. Lo digo.

Soñar, enamorarte, sentir, enloquecer con la comparsa de los Majaras. Con el mal temporal que estamos pasando últimamente en el país nos traen una comparsa "Al mal tiempo buena cara". Ya con solo la presentación, medio a oscuras, tiemblo. ¡Que voces! que fuerza. Transmiten "alegría", que es su forma de vivir. Muy bonita su presentación. De los antiguos majaras no queda casi nadie, solo Pedro, claro. Como lo son sus pasodobles. Primera letra para Manuela, una mujer que vive el drama de los desahucios. Tratado con una sensibilidad a la altura de una comparsa añeja. Emociona. Ya me habían avisado que cogiese pañuelos para el alma.  Segundo para el Noly "duque de los pasodobles, marqués del 3 por 4". Muy bonito desarrollo del pasodoble. Hacen un recorrido de los tipos que el Noly ha sacado rematando que lo único que quieren es "ver al Noly de los buenos tiempos". Y nosotros también lo queremos. Primer cuplé para los tatuajes de las letras chinas, que es pura coba. Dicen poner una cosa que al traducirlas es otra. En la segunda ya avisan que su popurrí va a sufrir modificaciones, con toque para el Jurado con música de los Carapapas (de su estribillo más bien). "Si tu quieres te hago un popurrí en dos días". Estribillo delicioso que invita a soñar, pero que aún así "están hartos del hacer el carajote". No aflojan en voces, suena potentes, mucho. Popurrí donde se cambian los gorritos que llevan en el carro. Esta vez para hablar de los moros, del reague y del circo (con claro homenaje para Miliki). Para volver a ponerse ese casco de guerrero al finalizar. Claro mensaje "este gorro sirve para luchar todo el año". Aun sí terminan igual de alegres que comenzaron. Yo los llevaría a la final de las orejas.

Se presentan los guiris del Vera Luque, (que no de Aragón) con ese acento de extranjero que tanta risa nos produce. Los Erasmus pocos y parió la abuela se presentan y no entendemos nada. ¡Claro! hablan en sus respectivos idiomas. Y lo hacen para que no entendamos que son ellos los que tiene la cabeza de Aragón recién cortada.  Lo mejor es cuando comprenden, por fin como se llama en Cádiz a los hombres y las mujeres (pichas y chochos). Alegres y simpáticos comienzan. Letras con pellizco. El primero es una clara metáfora de la Alemania del ayer y de hoy. Antes estaban en la Segunda Guerra Mundial, pero ahora parece que estamos en una tercera donde "el dinero es del ganador", donde sus aliados son los mercados. Llaman a la lucha. Espero que esta sociedad capitalista se una a ella. Segundo para piropear el carácter del gaditano. Pero da un giro estupendo en el que hablan del pregonero "como si el DNI garantizase la calidad". Homenaje al pregonero: Jorge Drextler "que le dará toque internacional" a la fiesta y que presumiremos de él el "9 de Febrero". Este tema le sirve para introducir el primer cuplé. En el que se preguntan quién es el pregonero. Si nadie lo conoce y que igual la Teo ha puesto a su marido (porque nadie lo conoce). Y al ver que Drextler está en el escenario reculan y le hacen la pelotilla. Segundo "chunguin, chunguin" para el PP haciendo un juego de palabras digno de un programa de "saber y ganar". Divertido. Muy buenos los cuplés. Pasa lo mismo que en preliminares con el escenario del popurrí, se va a negro y estamos, de momento, en una autentica resaca de una fiesta de erasmus. Con buenos golpes y hasta con una conga. Se ven que disfrutan. ¡Cai!.

Y llegamos a la última de las actuaciones de la noche. Este año Juan Fernández apuesta por El Rey Burlón. ¿Qué es real?¿Que es ficción?. Eso es lo que queremos saber miles de españoles. Presentación a la altura de la fase en la que estamos. Pasodobles bonitos, bien cantados. En el primero enumeran todo lo que Cádiz podría mejorar si el dinero de todos los gaditanos no se hubiese invertido en esos dos "mamotretos" que están en el Muelle y en la Estación de Autobuses. Podrían haberse destino a mejorar la calidad de vida de los gaditanos "podría haber comido todo Cádiz entero". Con ellos los jóvenes no tendrían porqué haberse ido a buscar trabajo a Londres, por ejemplo (Ya se sabe que todo aquel que "se ralla" se va a vivir a Londres). El segundo me llega al alma. Habla de esas lágrimas de amor "que queman como el azufre". Y  que sólo se quitan echándolas para afuera (en este caso cantando). Con el fin de seguir adelante en este perdido mundo en el que vivimos. Se mece la letra con la música y el desarrollo es genial. Majadero elevado a la octava potencia. Esta vez el bufón no se ha puesto en huelga como pasó en cuartos y puede introducir unos cuplés algo flojos pero que bien merecen ser comentados. El primero para todas esas pamplinas que ha dicho el Papa, que si en el pesebre no había ni mula ni buey. Que si los reyes magos eran andaluces (no estaría mal tendría mucho ánge). Segundo para el pretendiente de una de sus princesas. Estribillo magnífico: "que nunca he tenido chiquilla una barquilla para surcar tus mares". Popurrí con toques visuales. Sale una niña que aún es princesa. Y luego una reina. Con cuarteras chulas, muy chulas que te hacen pensar y reflexionar.

¿Calidad verdad? A ver qué es lo que nos depara la segunda noche de semifinales....


No hay comentarios:

Publicar un comentario