martes, 12 de febrero de 2013

Desglosando la Final: Chirigotas

En estas nuevas entradas vamos a ir desglosando la final por modalidades. Desde el primer puesto al tercero. O en el segundo en el caso de los cuartetos. ¿Curiosidades de la traca final del Falla?. El grito de guerra de María la Hierbabuena, esa "personaja"de Cádiz que no se pierde nada del concurso. A la que siempre cambian de Palco en la final, que siempre va vestida y cuyo grito, no es que sea famoso, es archifamoso en este mundillo. Este año aprovecha el popurrí de las agrupaciones para gritarlo, más fuerte si cabe.

Los de gris se alzan este año con el primer puesto. Y no es para menos. Han revolucionado el Concurso con su arte en las tablas. No solo con cameos cuando les tocaba cantar a otras agrupaciones (véase la que liaron con el coro Khumbayá en semifinales), sino a lo largo de todas las pases.La chirigota del Lupo y Popo, tras desvelarse su tipo en preliminares aparecen en escena al más puro estilo musical de Grease. Comienzan el repertorio en negro con dos figurantes al fondo que es un gris y un ciudadano. En actitud de pelea. Van relatándonos todo lo gris que le parece a ellos lo que está sucediendo en este país, para hacerse la luz y estar ni mas ni menos que en un musical de Broadway. Y todo se vuelve de color.  En el primer pasodoble hacen un recorrido a todas aquellas agrupaciones de la modalidad de chirigota que ha pasado por el Concurso. Desde Los Tíos de la Tiza hasta los recortes de Kike Remolino. Lo hilan de una forma exquisita. Claro homenaje en esta letra. Como en la segunda, pero esta vez el piropito es para su Viña. Su barrio. Reivindican denunciando el deterioro de ese barrio "que sólo sale en la televisión para hablar del Manteca". Letra repetida de cuartos. Pero no importa, es bella. Y está cantada con una sensibilidad que te toca el alma. Los cuplés muy divertidos. ¡Estamos en una Final señores!. Tendrán que estar a la altura. Como en pases anteriores el Lupo los introduce con un arte delicioso. El primero hablan de su niño, que ahora le ha dado por vestir de negro. Que es gótico, no le gusta el fútbol "sólo en el minuto de silencio". Dicen que cuando ve una película porno no se empalman "sólo lo hacen con cuarto milenio", rematan. De hijos va la cosa en este pase. Ahora en el segundo hablan de sus cuatros hijos que son unos "espabilaos" y que se van a forrar. Van contádonos a qué se quieren dedicar y rematan que hay uno que quiere ser banquero y que la va a liar parda. El estribillo: "...aquí no nos ponemos gris, nos ponemos moraos". Jugando con las palabras. Popurrí al tipo, con bailes que te dejan sin palabras. Jon, al ver que Sandy es tartamuda la cambia por otra. Y resulta que ésta es un tío. Para recuperar su amor lo que hace es llevarla a hay una cosa que te quiero decir. Y ya es cuando se lía parda. Terminan el repertorio con piropo a la Viña. Ovación y luces encendidas. No hay nada más que decir.

Al Selu este año le ha pasado como en el año de Los Enteraos. Tras un repertorio digno de ganar, se quedan con el segundo puesto. Con un tipo antipatiquísimo consiguen que nos riámos desde el minuto uno. Con una interpretación que hace que hasta lloremos. Se presentan estos banqueros, con sus verdades. Para ello son Las verdades del banquero. Diciendo que todos somos unos "primos", nos leen hasta la letra pequeña de un contrato que ya firmaron con el público hace muchos años. Ya el público sabe lo que hay que responder a la pregunta "¿Cómo están ustedes?". Tiesos, como vamos a estar...Nos enseñan hasta el arte del rescate, "sube la mano por la derecha, pásala a la izquierda, sube la mano, baja la mano...¿dónde están los billetes?". Las letras son de de arte, pero esta vez, del politiqueo. Nos enseñan a ese "político travieso" que se "jartan de robar y ninguno va a la cárcel". Selu tiene un don, que es hacernos reír con sus pasodobles. Tienen ese toque humorístico al principio pero con una gran carga de denuncia de fondo, y final. Letra repetida de semifinales. La segunda es nueva. A la economía, "hoy todo el mundo entiende", menos de fútbol y toros. Que contradicción. Rematan advirtiendo al fontatero "no se te vaya a ocurrir cortarle el grifo al banquero". Arte. El primer cuplé es repetido, pero es que es genial. Hablan de que van al Corte Inglés a la zona Gourmet, y que cuando la cajera le dice que son 800 euros "nos unimos a Gordillo". Que está por allí.  En el segundo es una crítica a la Corona. Repasan el mal año que ha pasado Don Juan Carlos. Desde que mató a un elefante, pasando por Urdangarín, terminando con que las Infantas se llevan mal con Letizia. Dicen que eso no parece la Zarzuela "sino La que se avecina". El estribillo, coreado por todo el mundo, ellos sólo pueden repartir besos y abrazos, "que yo no tengo na mío, que todo lo que tengo es tuyo, y tuyo y tuyo". Y ya en el popurrí es cuando se salen del pellejo. Nos explican el arte del mangoneo y la cuartera en la que vacilan al ladrón es genial. Termina diciendo que viene a verles un asesor fiscal, pero que ellos tienen "todo legal" porque su asesor es Bárcenas. Terminan diciendo que ellos "no dan crédito" a los recortes de Mariano. Genuino Selu como siempre.

Tras el cajonazo el año pasado con los Hinchapelotas (que es lo que corea el público nada más aparecer en escena esta chirigota), Vera Luque nos trae: Los erasmus pocos y parió la abuela. Se presentan estos guiris que vienen un año de intercambio a Cádiz. Con ese acento que nos recuerda a aquellos Guiris que un día nos trajo Juan Carlos Aragón.  Presentación con guiño a Canal Sur, a los que les dan las gracias por que se ha acabado Arrayán (gracias a dios). Dicen que se van a "jartá de to menos de estudiar". Yo también lo haría. Letras muy reivindicativas. En el primer pasodoble hablan de que Cádiz es solo una ciudad de cachondeo "y chirigota". Pero ellos dicen que como se vive "aquí no se vive en ningún otro lao de Europa".  Y todo eso es porque "no le hace falta". Precioso. El segundo es repetido de semifinales. La similitud de Mekel con la Teo, "parecen hermanas". ¿Porqué?. Porque una baila "al son del Banco Central", y la ora hace el carajote "bailando con Carliños Brown" en la cabalgata. Ambas iguales "titiriteras del sistema". Una es el pedigrí y la otra el tinte mal puesto, para rematar que las dos son igual de "sinvergüenzas". Cuplés que empiezan en un idioma y terminan en otro. El primero para la película lo Imposible. Que la están viendo con su novia y se pone "cachondona", ella no quería tsunami sino "salami". El segundo mejor, a la Cumbre. El estribillo al tipo y con toquecito al Rey. Popurrí con esa resaca erasmus. Esta vez salen a escena los componentes del cuarteto Robin del Bosque. Esnucaos. Han cantado los primeros y estarán cansados. Digo yo. Lo mejor, el vecino coñazo que tiene que trabajar el día siguiente "para uno que tiene trabajo y me tiene que tocar". Ah! Y el momento en el que el Vera hace un guiño a eso de que está en la final "no estás acostumbrado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario